"Gracias a los que no dejaron que me vaya del tenis"

La torre de Tandil no pudo contener las lágrimas tras eliminar a Rafa Nadal. "No lo puedo creer, no entiendo nada, no entiendo cómo gané este partido", dijo.
Sábado 13 de agosto de 2016
Juan Martín Del Potro parecía más un niño emocionado que el gigante del tenis que venció a Novak Djokovic y a Rafael Nadal en una misma semana para asegurarle a su país la segunda medalla olímpica.

Así estaba el medallista argentino después de vencer al español en tres sets vibrantes de la segunda semifinal de Río 2016. "No lo puedo creer, no entiendo nada, no entiendo cómo gané este partido. Gané metiendo todos los primeros saques, más de película imposible. Que tenga la medalla conmigo ya es fantástico", dijo, con la voz entrecortada.

En las puertas del Centro Olímpico de Tenis, en Río de Janeiro, Del Potro pidió por favor que no lo hicieran llorar. "Sólo pienso en mi familia, en mis amigos, en Tandil, en toda la gente que me ayudó y no dejó que me vaya del tenis", siguió.

Después, en ronda de periodistas, el tandilense volvió a agradecerle a su familia. "Estuve a punto de dejar esto, no puedo entender cómo llegué acá", contó.

Sobre el partido, Del Potro analizó que "cuando dejé que se me escapara el 5-4, sólo pensé en que él era Rafa Nadal y yo vengo haciendo un torneo fantástico, si perdía no iba a estar mal".

Con respecto a la final con Andy Murray, el argentino sostuvo que "va a ser un gran partido, él tiene todas las de ganar, pero ahora no quiero ni pensar".