Argentina, ya en cuartos, cierra la clasificación con España

El seleccionado masculino de básquet busca conseguir una ubicación en el grupo que le evite cruzarse con Estados Unidos en los cuartos de final. El partido se juega en el Arena Carioca I.
Lunes 15 de agosto de 2016
El seleccionado argentino de básquetbol masculino, ya clasificado a cuartos de final, asumirá este lunes el último encuentro de la etapa preliminar enfrentándose a su par de España, en uno de los duelos de la quinta fecha, grupo B, de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El partido se jugará en el Arena Carioca I desde las 19.00. También jugarán este lunes Brasil-Nigeria (14.15) y la clasificada Lituania ante Croacia (22.30). Ninguno de los tres conjuntos está eliminado y todos mantienen chances de avanzar.

Luego del valioso y emocionante triunfo del sábado ante la local Brasil (111-107), en doble tiempo suplementario, el conjunto de Sergio Hernández había alcanzado el primer objetivo que se trazó: meterse entre los primeros ocho de la competencia olímpica.

Ahora, el quinteto albiceleste buscará lograr la mejor posición en el grupo para evitar en el cruce de cuartos a los Estados Unidos, el cuco que viene desempeñándose como un equipo timorato y con desniveles. Pero que sigue siendo el candidato número 1 a quedarse con el oro.

Lo real y concreto es que el equipo de Hernández puede ocupar cualquiera de las cuatro posiciones de la zona, después de la sorpresiva victoria de Nigeria sobre Croacia, por 90-76, en la noche del sábado. La serie de variables se dará en caso de que cuatro conjuntos igualen su registro en 3-2.

Argentina depende de si mismo, también es cierto. Si gana mañana y hacen lo mismo los croatas ante los lituanos, el equipo albiceleste se asegurará el primer lugar. En cambio, si triunfa ante los españoles y los bálticos derrotan a los balcánicos, el conjunto de Hernández será segundo en el grupo B y enfrentará a Francia (tercero en el A) en cuartos de final.

Distinta será la suerte de la representación argentina en caso de una caída ante el campeón del Eurobasket. Si hay derrota ante los comandados por Sergio Scariolo y gana Lituania, Argentina tendrá seguro el tercer puesto y se medirá en la siguiente instancia con la potente Australia.

En cambio, el peor saldo en la combinación de alternativas se daría en caso de una caída ante España y que Croacia supere a Lituania. Ese cuarto puesto le depararía al equipo albiceleste tener que eliminarse con los Estados Unidos.

La sugestiva derrota de Lituania ante España en la tarde del sábado no por la caída sino que más bien por la diferencia (59-109) abrió también un abánico de especulaciones. El temor del equipo que representa a la ex República de la Unión Soviética a enfrentarse a los integrantes NBA del conjunto de Estados Unidos habría determinado este rendimiento de "una escuela secundaria" tal lo definido por el propio DT, Jonas Kazlauskas.

El presidente de la Confederación Argentina (CABB), el bahiense Federico Susbielles, le confió sus sospechas a Télam y luego emitió opinión en su cuenta de la red social Twitter: "La CABB está realizando todas las gestiones y exposiciones ante los organismos pertinentes acerca de las situaciones observadas"

"Argentina, siempre a ganar. Nunca especulando. Estamos muy orgullosos de eso. Ese también es un ejemplo y un legado",
reafirmó el dirigente, en relación a los valores que trasmitieron de los 2000 hacia la fecha los componentes de la Generación Dorada.

A la luz de los argumentos expuestos sobre el rectángulo de juego, por uno y otro equipo, el equipo argentino tiene atributos convincentes para no padecer con su par español y olvidarse de cuentas, calculadoras y porcentajes.

Sin embargo, habrá que resolver cuál es el rodaje que se le dará a experimentados como Emanuel Ginóbili (39 años), Andrés Nocioni (36), Luis Scola (36) o Carlos Delfino (33), quienes acumularon muchos minutos en cancha.

También será menester decicir si es arriesgado o no el base Nicolás Laprovíttola, con un esguince de tobillo derecho.
España, luego de un arranque dubitativo ante Croacia (70-72) y Brasil (65-66), sacó el agua de la cabeza con el triunfo sobre Nigeria (96-87) y el éxito ante Lituania le devolvió la ilusión de reportarse como candidato a medalla