Piden junta médica para saber si madre Alba es inimputable

Lo ordenó el juez federal Daniel Rafecas Examinarán a la madre superiora del convento de General Rodríguez, en el marco de la causa por enriquecimiento ilícito contra José López.
Martes 16 de agosto de 2016
El juez federal Daniel Rafecas ordenó hoy que una junta médica examine a la madre superiora Alba, del convento de General Rodríguez, y confirme si es inimputable, en el marco de la causa por enriquecimiento ilícito contra el exsecretario de Obras Públicas José López.

Fuentes judiciales informaron a NA que el magistrado le encargó esa tarea al Cuerpo Médico Forense, luego de que dos estudios indicaran que Alba Día de España Martínez Fernández, de 95 años de edad, tenía problemas de salud y no podía afrontar la causa judicial.

El nuevo estudio fue solicitado por el fiscal Federico Delgado y la Oficina Anticorrupción (OA), querellante en la causa.

El pasado 3 de agosto, el segundo informe del Cuerpo Médico Forense había concluido en que la madre Alba no se encontraba "en condiciones psíquicas de afrontar un proceso penal".

Ese estudio indicó que la monja presentaba "un deterioro cognitivo severo", con "propensión a la dispersión, fallas amnésicas con tendencia al relleno fabulatorio del vacío asociativo".

Según declaró López ante Rafecas, había hablado por teléfono con la monja horas antes de llegar al convento de General Rodríguez la madrugada del martes 14 de junio, cargando los bolsos con casi 9 millones de dólares.

"Le comenté (a mi esposa) que el único lugar donde hallaba paz era en el convento de la Madre Alba, y le pedí que me comunique con ella para ver qué me aconsejaba. Alba me decía que me quedara tranquilo, yo seguía escuchando voces", sostuvo López en su última declaración.

El Código Procesal Penal de la Nación establece en estos casos "el sobreseimiento por inimputabilidad" (art. 336 inciso 5°), aunque ahora el magistrado federal busca una tercera pericia antes de definir la situación de la madre Alba.

La monja, que mantenía un fuerte vínculo con el fallecido monseñor Rubén Di Monte, es una pieza clave en el caso López, puesto que mantuvo con él una conversación telefónica la noche anterior a detención, preparó su llegada al convento y se reunió con él a solas por unos 40 minutos antes de que fuera esposado.

"Fui a la habitación donde estaba la Madre Alba. No recuerdo haberle hablado, sí haberla escuchado, me decía que me quede tranquilo (...) Alba me pedía que me quedara en el convento, recuerdo que sentía mucha paz, pero le respondí que no. Los bolsos quedaron ahí, no les dije sobre los bolsos", sostuvo López ante Rafecas acerca de ese encuentro. Y agregó: "No recuerdo cuánto tiempo estuve con la Madre Alba.

Visité el convento siete u ocho veces en los doce años que estuve en Buenos Aires, con Monseñor Di Monte y Madre Alba teníamos comunicación telefónica, pero íbamos con mi señora menos de una vez por año, generalmente coincidía con el cumpleaños o el aniversario del nombramiento como obispo de Di Monte".