Generación Dorada se despidió de pie en Río

La Selección nacional no pudo frente a Estados Unidos quien por estas horas se postula como el gran candidato para el Oro en la final de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
Miércoles 17 de agosto de 2016

El seleccionado argentino cayó ante el de Estados Unidos por 105-78 y quedó al margen de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, los últimos para los integrantes de la "Generación Dorada".

El conjunto albiceleste tuvo un buen comienzo, pero a partir del segundo cuarto se vio claramente superado por un adversario poderoso.

Luis Scola, autor de 15 puntos, fue el máximo anotador del equipo.Uno menos anotó Emanuel Ginóbili en la que seguramente será su última función con la camiseta argentina.

El goleador del partido fue Kevin Durant, con 27 puntos, figura de Estados Unidos que en semifinales enfrentará a España en un duelo prometedor.

Con un notable trabajo de Facundo Campazzo, quien marcó 8 puntos en el primer cuarto, Argentina llegó a estar diez puntos arriba en el principio del partido desarrollado en la Arena Carioca 1.Pero poco a poco, Estados Unidos, con el brillo de Kevin Durant (3-4 en triples en ese primer parcial), se fue acercando y terminó yéndose al descanso con una ventaja de 25-21.

En el segundo cuarto, a la gran tarea de Durant se le sumó la de Paul George y Demarcus Cousins, y estados Unidos comenzó a despegarse hasta estirar la diferencia a 25. En el cierre de ese segundo parcial repuntó un poco el equipo albiceleste y achicó la distancia a 16 al cabo de los 20 minutos iniciales. La diferencia física era evidente.


El conjunto norteamericano, aunque viajó a Río sin varios de sus mejores hombres (Stephen Curry y Lebron James, por ejemplo), tiene un importante recambio y lo hizo valer. El dominio norteamericano se extendió en la segunda parte.

No alcanzaron un par de triples de Scola para cambiar la historia. Durant y George siguieron siendo eficaces desde el perímetro y Cousins fue un peso pesado bajo los tableros.

En los 4 minutos finales, Sergio Hernández hizo entrar a Ginóbili, Scola, Nocioni y Delfino y la gran cantidad de argentinos que pobló la Arena Carioca deliró, más que nada cuando Ginóbili dejó el rectángulo a dos del epílogo.


Más allá de la caída, ese fue un lindo final para la aventura argentina en Río de Janeiro, con tres triunfos y tres caídas. No hubo suerte en el cruce de cuartos de final, pero el balance no deja de ser positivo en el cierre de un ciclo brillante.