Cristina defendió el enriquecimiento de Lázaro Báez

La ex presidente criticó el pedido de indagatoria que hicieron dos fiscales por beneficiar al dueño de Austral Construcciones. Denunció que el objetivo es "esconder la catástrofe económica y social".
Miércoles 17 de agosto de 2016
La expresidenta Cristina Kirchner cuestionó hoy la nueva acusación en su contra por la concesión de obra pública al empresario Lázaro Báez y sostuvo que el objetivo es "esconder la catástrofe económica y social" del país "a través de una denuncia por semana".

"El objetivo de esconder la catástrofe económica y social a través de una denuncia por semana, con la complicidad de los medios es a esta altura el único sustento de la ficción macrista", sostuvo la exmandataria a través de un mensaje difundido en su cuenta de la red social Facebook.

Cristina Kirchner cuestionó además que los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques no pidan "la indagatoria de ningún exgobernador ni exministro de Economía de la Provincia" de Santa Cruz, "de quienes dependían algunos de los exfuncionarios imputados".

La exmandataria hizo un extenso repaso de lo que consideró como logros de las gestiones kirchenristas y, de inmediato, agregó: "Sin embargo, según los fiscales Pollicita (uno de los principales organizadores de la marcha del 18F) y Mahiques (hermano del subsecretario de justicia del Gobierno de Macri), Néstor Kirchner, llegó al Gobierno en el año 2003 para organizar una asociación ilícita para delinquir contra el Estado Nacional, o sea contra los argentinos".

Y agregó que "para ello, según los señores fiscales, contaba con un solo socio: Lázaro Báez, y cómplices varios. Pero sólo en dos jurisdicciones: en el Estado Nacional y la Provincia de Santa Cruz".

"El resto del territorio nacional, incluidas las autoridades provinciales y municipales, como así también el resto del empresariado que ejecutaron obras con recursos nacionales por un total de 107.000 millones de dólares, se mantuvieron al margen de tan inconfesables y oscuros objetivos", apuntó con tono irónico.

Al respecto, advirtió que "la novela de Pollicita y Mahiques" en su contra se difunde el día que el ministro de Energía, Juan José Aranguren "tiene que explicar el tarifazo en el Congreso", lo cual aseguró que "no es casualidad".

Cuestionó además en su mensaje que uno de los argumentos de la última denuncia en su contra sea que Báez "haya sido funcionario bancario y luego empresario", lo cual -advirtió- "debería aplicarse a todos los empresarios, y no sólo a todos los contratistas del Estado".

"En el mismo juzgado del doctor Ercolini se tramita la causa Papel Prensa, de lesa humanidad. ¿No les llamó la atención a los fiscales que el señor Magnetto, que ingresó como un simple y oscuro contador a Clarín hoy es uno de los dueños del multimedio más importante del país y de la región?", apuntó al respecto.

A propósito de Aranguren, señaló que es "accionista declarado y público de Shell, compañía a la que el Estado Argentino compra gas en forma directa por sumas multimillonarias, sin que a ningún fiscal se le mueva un papel".

En su mensaje, la expresidenta apuntó además que "si de obra pública se trata, tampoco parece inquietar a ningún habitante de Comodoro Py" que el presidente Mauricio Macri "adjudique por decreto 45.000 millones de pesos (modificando el presupuesto) a una obra de su primo hermano Ángelo Calcaterra".