Medallista mexicano pidió limosna para estar en Río

Es la historia de Misael Rodríguez, virtual medallista en la disciplina de boxeo, coloca en el centro del debate la falta de apoyo a los deportistas en México.
Viernes 19 de agosto de 2016
Misael Rodríguez, virtual ganador de la primera medalla de la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos Río 2016, tuvo que pedir dinero junto a sus compañeros en la calle y el transporte público para poder viajar al Mundial de Boxeo de Qatar en 2015 y para clasificarse para los actuales Juegos.

"Las medallas después de 'botear' saben mejor", dijo Rodríguez después de eliminar al egipcio Hussein Abdin, en referencia al hecho de que sus compañeros y él tuvieron que tomar literalmente un lata y subir a los autobuses para conseguir dinero.

Además, Misael compitió con un uniforme fiado de la marca Adidas, quien proporcionó cinco vestimentas deportivas a los boxeadores mexicanos, según una nota de ESPN.

La historia de este joven del estado norteño de Chihuahua, quien tiene asegurada la medalla de bronce pero puede pelear por la de plata u oro, surge en plena polémica por la fallida participación de la delegación mexicana en las Olimpiadas. Como ya reportó RT, más del 70% de los atletas mexicanos ya fue eliminado de las competencias, un fracaso que ha costado 8 millones de dólares.

Además, la publicación de fotos del 'boteo' realizado en 2015 acentuó las diferencias entre Ricardo Contreras, presidente desde hace 23 años de la Federación Mexicana de Boxeo (FMB), y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), a propósito del responsable de esta, Alfredo Castillo, quien sin ninguna experiencia deportiva asumió la máxima autoridad deportiva después de intentar "pacificar" Michoacán.

El actual titular de la Conade dijo en una entrevista a la cadena MVS que el lugar donde trabaja "es una agencia de viaje" y que la falta de medallas es asunto de las federaciones locales.

Diversos comentaristas del deporte mexicano como David Guillermo Schutz criticaron tanto a la Conade como a la FMB, y aseveraron que el triunfo del boxeador era exclusivamente suyo.