Preocupación en EE.UU. por la salud de Hillary Clinton

Fuertes rumores aseguran que la candidata demócrata sufre de disfasia, una grave enfermedad cerebral causada por un traumatismo que con el tiempo destruye la capacidad de hablar y entender.
Sábado 20 de agosto de 2016
El estado de salud de la candidata presidencial estadounidense del Partido Demócrata, Hillary Clinton, que ha provocado frecuentes debates en las redes sociales, ahora ha llamado atención de los medios de comunicación estadounidenses.

En una entrevista a la cadena de televisión MSNBC, la secretaria de prensa de la campaña de Donald Trump, Katrina Pierson, aseguró que su estado de salud inhabilita a Clinton para ocupar una responsabilidad tan alta como la presidencia.

Según Pearson, Clinton supuestamente sufre de disfasia, una grave enfermedad cerebral causada por un traumatismo, que con el tiempo destruye la capacidad de una persona para hablar y entender el habla, recoge 'The Washington Post'.

A su vez, el medico y presentador televisivo David Andrew Pinsky afirmó el miércoles que está "gravemente preocupado" por la salud de Hillary Clinton y los tratamientos que recibe, los cuales ha calificado de un "nivel de 1950".

En una entrevista a la radio KABC transcrita por 'The Washington Free Beacon', Pinsky aseguró haber llegado a esta conclusión después de revisar, junto otro médico, el historial médico de Clinton. Por ejemplo, indicó que la demócrata toma Coumadin, un medicacióque "ya no usa nadie".

Hillary Clinton durante una visita a Carolina del Sur el 24 de febrero de 2016.El empresario más odiado de EE.UU. 'diagnostica' la enfermedad de Parkinson a Hillary Clinton
El doctor Pinsky mencionó también que Clinton sufrió dos episodios de trombosis venosa profunda o TVP, que normalmente resulta en la formación de coágulos de sangre en la pierna.

Sin embargo, Lisa Bardack, médica de Clinton durante mucho tiempo, afirmó que la candidata presidencial goza de un excelente estado de salud y está capacitada físicamente para ser presidenta de EE.UU.

Estas declaraciones se suman a los debates y especulaciones provocadas en las últimas semanas por la publicación de unas fotos del pasado mes de febrero en las que Clinton es ayudada a subir unas escaleras y un video en el que la candidata demócrata mueve la cabeza de forma exagerada. En las redes incluso ha hecho fortuna el 'hashtag' #HillarysHealth para que los internautas den rienda suelta al tema.