Corrupción en la Aduana: "Macri va a ser implacable"

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo que el Presidente "no va a tener contemplaciones con nadie" en temas de esta naturaleza. Juan José Gómez fue echado de ese organismo por pedir coimas.
Sábado 20 de agosto de 2016

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, admitió hoy que le sorprendió la salida de Juan José Gómez Centurión de la dirección de Aduanas por presunta corrupción pero recordó que el presidente Mauricio Macri ya avisó que "va a ser implacable" con su equipo en temas de este naturaleza y esta decisión, remarcó, "va en el sentido de la ejemplaridad". "Los ejemplos vienen de arriba y, hasta ahora, en la Argentina teníamos ejemplos contrarios a lo que necesitaba el país; este tipo de ejemplos, en donde no hay contemplaciones para nadie, me parece que son buenos para la sociedad", enfatizó el funcionario.


En este marco, Frigerio resaltó que "cuando hay alguna duda de cómo nos manejamos dentro del equipo, el Presidente toma este tipo de decisiones: nos deja de lado de la función pública y nos somete a la Justicia.

Tras ser denunciado por presunto contrabando y otras irregularidades por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la AFIP decidió desplazar de la jefatura de la Aduana a Gómez Centurión.

En declaraciones a radio Continental, consultado sobre si le había sorprendido el apartamiento del militar retirado, Frigerio respondió: "Me sorprendí, (pero) no por la decisión, porque el presidente Macri, desde el primer día, dijo que va a ser implacable con estas cuestiones referentes a la corrupción con su equipo".

"Este tipo de decisiones del Presidente van en el sentido de la ejemplaridad, que es lo que hace falta", expresó el ministro del Interior y, en ese contexto, apuntó al kirchnerismo, al que le atribuyó un accionar poco transparente. El funcionario añadió: "Nosotros siempre lo dijimos, celebramos que después de tantos años la Justicia se haya puesto a investigar el pasado y al gobierno kirchnerista, pero también, lo dijimos con todas las letras, todos los funcionarios de este gobierno están a disposición de la Justicia".

Al señalársele que la realidad demuestra que la Aduana, en algún momento, históricamente siempre aparece bajo la lupa por sospechas en su accionar, Frigerio lo admitió: "La verdad que sí".

Sin embargo, afirmó que éste "no es el único organismo complejo y difícil sobre el que tenemos que trabajar" para intentar frenar prácticas de corrupción.