Pese a las acusaciones, De Vido intenta defenderse

El ex ministro de Planificación rompió el silencio en medio de una ola de acusaciones en su contra. En una entrevista radial, intentó desligarse de José López, el hombre del bolso con millones.
Sábado 20 de agosto de 2016
Julio De Vido rompió el silencio con dos objetivos claros: defender a ultranza su gestión al frente del Ministerio de Planificación en tiempos del kirchnerismo y criticar sin medias tintas al gobierno de Mauricio Macri y la gestión del ministro de Energía, Juan José Aranguren, por el tarifazo.

"Me hago cargo de mi gestión y de todo lo que firmé", afirmó el actual diputado nacional en una entrevista radial en la que habló también de la escandalosa detención de José López, uno de sus máximos colaboradores, quien fue detenido intentando ocultar casi US$ 9 millones de dólares en un convento.

En la semana en la que la Corte Suprema falló en contra de los aumentos del gas que dispuso el Gobierno, De Vido justificó su llamativa ausencia en la exposición de Aranguren en Diputados, el martes pasado.

"Mi presencia iba a ser para desviar la atención de las explicaciones que tenía que dar el ministro Aranguren sobre el tarifazo. ¿Yo que tengo que ver con el tarifazo, del que estoy absolutamente en contra?", se atajó De Vido en diálogo con el ex funcionario kirchnerista Juan Carlos Molina, quien conduce un programa en Radio Rebelde.

El ex ministro dijo que el titular de la cartera de Energía maneja su cargo "como CEO de Shell" y señaló que el Gobierno "no tiene plan B" sobre las tarifas. "El fallo de la Corte reivindica nuestra gestión", dijo, y defendió la política de subsidios del kirchnerismo: "Eran clave en la estrategia energética".

También habló del caso López, que era su mano derecha en Planificación. De Vido se desligó de los millones de dólares con los que fue detenido el ex secretario de Obras Públicas en General Rodríguez y acusó a Macri de montar una "persecución judicial" en su contra, ante las múltiples causas abiertas en los tribunales.

"Desde ya que me duele", dijo sobre López, y luego cuestionó a los medios, aunque con un reconocimiento de su gestión: "Están magnificando ciertos errores".