Adiós a la reina de la garrocha: se retiró Isinbayeva

La rusa, doble campeona olímpica de salto con garrocha, anunció su retiro en Río de Janeiro. "Estoy satisfecha conmigo misma y contenta de haber hecho realidad mis sueños", dijo.
Sábado 20 de agosto de 2016
La rusa Yelena Isinbayeva, doble campeona olímpica de salto con garrocha, anunció su retiro este viernes en Rio de Janeiro.

"Yelena Isinbayeva termina su carrera hoy", dijo a la prensa la atleta de 34 años, un día después de ser elegida como nuevo miembro de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional (COI).

"Pensaba que estaría muy triste, pero mi nombramiento me ha inspirado. No le estoy diciendo adiós al deporte, sólo a mi deporte", agregó.

"Pero estoy satisfecha conmigo misma y contenta de haber hecho realidad mis sueños", añadió la vigente plusmarquista mundial.

La atleta rusa indicó además: "La que gane el oro en Río en mi ausencia, será como si quedara segunda. Estoy feliz de haber hecho realidad mis sueños. Estoy feliz de cumplir mis sueños. Gané todas las medallas y títulos posibles y me gané la confianza de los aficionados de todo el mundo".

Isinbayeva adelantó que se plantea seriamente presidir la Federación Rusa de Atletismo (FRA), según informan medios rusos.

"A decir verdad, sí recibí esa propuesta. Después de los Juegos me reuniré con los dirigentes de la federación. Es algo que me parece muy interesante. Podría hacer que la FRA vuelva al seno de la IAAF", dijo.

La saltadora con garrocha rusa fue excluida de los Juegos de Rio-2016 por las revelaciones sobre el dopaje de Estado en su país y no pudo defender los títulos olímpicos que logró en Beijing 2008 y Atenas 2004.

Aunque nunca dio positivo por dopaje, fue excluida por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) tras la publicación del informe McLaren que revelaba un sistema de dopaje generalizado en el atletismo ruso.

Isinbayeva apeló esta decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en francés) con la esperanza de poder participar en Rio, pero el máximo tribunal internacional en materia deportiva no aceptó el recurso.