Cayó Viuda Negra de Badoo: los drogaba y les robaba

La joven, de 21 años, contactaba a los hombres por esa red social para concretar falsas citas amorosas y desvalijarlos.
Martes 23 de agosto de 2016
Una joven de 21 años fue detenida acusada de ser “la carnada” con el que la llamada “Banda de Badoo” –por la red de encuentros– atraía a hombres a falsas citas amorosas en las que terminaban golpeados, drogados, secuestrados, y finalmente asaltados. La joven es la séptima detenida en la causa, seis habían sido capturados el 29 de julio, y según los investigadores no quedan prófugos en la banda que operaba en la CABA y el Gran Buenos Aires.

El operativo que permitió la detención de Eliana Luján Pérez se realizó el viernes en el barrio Don Orione de Claypole, por detectives de la División Robos y Hurtos de la Federal y es la última integrante que faltaba apresar en esta investigación que lleva adelante el juez de instrucción Diego Javier Slupski y la fiscal Estela Andrades.

Eliana Pérez fue indagada en el Juzgado de Instrucción 19 a cargo de Slupski y continuará detenida, ya que la fiscal Andrades se opuso a su excarcelación y el juez avaló su opinión.

Según pudo determinar la investigación, la joven es hermana de Rubén Nicolás Pérez, quien junto a su esposo, el coiffeur Emiliano Santa Cruz, lideraban la banda además de los hermanos Pérez y del coiffeur Santa Cruz –quien usaba como alias “Emi de la Cruz”–, los otros cuatro imputados detenidos en la causa fueron identificados por las fuentes judiciales como José Miguel Santa Cruz (padre del peluquero), Lucas Caballero, Miguel Alejandro Maciel y Germán Villalba.

La banda usaba la red social Badoo –conocida red de contactos informales– y a través de un perfil creado atraía a sus víctimas. La joven era la carnada con la que los hombres, muchos de ellos casados, concertaban las citas mediante chat y, cuando llegaban al lugar, eran recibidos por los matones que terminaban golpeando, drogando y asaltando a los pretendientes y, en algunos casos, secuestrándolos para, mientras lo mantenían retenido, desvalijarle la casa.

Aunque los investigadores no saben aún cuántos mordieron la carnada, se presume que muchos más que los casos denunciados. La causa la iniciaron cuando fue asaltado un ciudadano chino, al que se sumó luego un ciudadano español. Se investiga si se trata de la misma banda que el 25 de julio drogó, mantuvo privado de la libertad y desvalijó la casa de un comerciante de platería en el barrio porteño de Balvanera