El Senado retoma el debate de la Ley del Arrepentido

A partir de este miércoles también se tratará la recuperación de bienes de procedencia ilícita. Los dictámenes serán sometidos a votación el 7 de septiembre.
Domingo 28 de agosto de 2016
Los senadores avanzarán el próximo miércoles con la firma de los dictámenes para los proyectos de ley que crean la figura del arrepentido en casos de corrupción y la recuperación de bienes de procedencia ilícita y los someterán a votación el 7 de septiembre, pero volverían a la Cámara de Diputados.

Luego de un receso de tres semanas, la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado que preside el entrerriano Pedro Guastavino (PJ-FPV) volverá a reunirse el miércoles a las 14:00 con el objetivo de firmar el dictamen para esos dos proyectos, según confirmaron fuentes parlamentarias.

Tras su aprobación por trámite exprés en la Cámara de Diputados, estas dos iniciativas impulsadas por el massismo y avaladas por el oficialismo como herramientas contra la corrupción y el narcotráfico, quedaron trabadas en el Senado luego de que todos los especialistas convocados para dar su opinión los cuestionaran.

Ahora los senadores prevén firmar los dictámenes para ambas iniciativas con el fin de llevarlas al recinto el 7 de septiembre para su votación, pero volverían a la Cámara de Diputados debido a las modificaciones que se les hicieron a partir de las críticas de los especialistas.

Si bien la Comisión de Justicia no dejó trascender los detalles de los cambios hechos a los proyectos, los puntos críticos en ambos casos tienen que ver con la etapa de la causa judicial en la que se aplicará el decomiso de bienes -también llamado extinción de dominio- o la figura del arrepentido.

Muchas de las críticas que recibió el proyecto de extinción de dominio apuntaron al hecho de que el juez pudiera ordenar el decomiso a partir de una sentencia en primera instancia, lo cual obligaría a un resarcimiento o devolución en caso de que el imputado apelara y lograra un fallo favorable.

Ese fue uno de los cambios que se propuso junto con la necesidad de que la medida fuera dictada por el juez de la causa penal y no por uno del fuero civil, como prevé el proyecto original que salió de la Cámara de Diputados.

Respecto de la figura del arrepentido para casos de corrupción, los cambios tendrían que ver con el momento en el que el colaborador recibe el beneficio, antes o después de que concluya el juicio oral, y con quién negociaría la reducción de la pena, si con el juez o con el fiscal.