"Tuve protección del gobierno anterior para estar prófugo"

Pérez Corradi, condenado por la Justicia como autor intelectual del Triple Crimen de General Rodríguez, denunció además que la jueza Arroyo Salgado le pidió "500 mil dólares" a cambio de su libertad.
Lunes 29 de agosto de 2016
El supuesto narcotraficante Ibar Pérez Corradi aseguró que "pagaba" al ex ministro Aníbal Fernández, entre otros funcionarios, para que le permitieran el contrabando de efedrina, y sostuvo que el gobierno anterior lo ayudó a fugarse y le daba "protección" para mantenerse prófugo en Paraguay y Brasil.

Además, inculpó a Ricardo Echegaray de tener "el negocio del contrabando" cuando era titular de la Aduana, tanto "de efedrina, computadores, celulares" como de otros elementos, por lo que afirmó que "no podía desconocer" su actividad. "Pagaba entre 500 y 750 mil dólares por mes para operar con efedrina a gente del gobierno anterior", reveló Pérez Corradi, y ante la consulta de si ese dinero lo cobraba Aníbal Fernández, respondió: "Sí".

En declaraciones al canal América TV, dijo haber recibido "ayuda del gobierno anterior para estar prófugo", y amplió: "Estando prófugo me ayudaron, me dieron tres documentos en blanco. Era la misma gente con la que yo venía actuando con la efedrina".

"Tenía protección, en el sentido de que pensaban 'es mejor que no aparezca porque vamos a estar todos salpicados'", enfatizó.

En ese sentido, dijo "no" creer que desde Presidencia "hayan desconocido" su actividad, aunque aclaró que "no" puede "garantizar" que los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández "sabían de este negocio".

"Aníbal (Fernández) no desconocía esta actividad, no la desconocía en absoluto", apuntó el supuesto narcotraficante, y amplió: "(El comisario de la Policía Federal, Carlos) 'Chipi' Mondragón me presentó gente de Aníbal (Fernández), gente que responde a Aníbal. Me cobraban una plata para dejarme trabajar".

Además, indicó que el dinero para financiar la campaña presidencial de Cristina Fernández en 2007 llegó de Venezuela, lo que generó que tuvieran "una cantidad de plata que no podían justificar".

"Tenían una cantidad de plata (de Venezuela) para toda la campaña y no podían justificar toda la plata que se gastó. Con (el jefe de la campaña, Héctor) Capaccioli salieron a buscar cheques, gente que dé los cheques para decir está plata es de la campaña, y Capaccioli les daba la plata a los laboratorios para cubrir esos cheques", explicó.

Al referirse al triple crimen de General Rodríguez, afirmó "no" haber sido quien ordenó matar a Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, y manifestó: "Si supiera quien fue lo diría. A esta altura no tengo ningún problema de nada". En ese marco, aseguró que "Forza, Ferrón y Bina no presentaban ningún tipo de competencia" porque "el negocio de la efedrina era mucho más grande".

"Yo no maté a Forza, Bina y Ferrón. Ellos no tenían forma de robarme el negocio. Es como que venga un nene chiquito y te quiera pegar una cachetada. Yo no tenía motivos para matar a estos tres tipos. A Forza lo conocía, me debía plata, así que me interesaba que esté vivo", señaló el supuesto narcotraficante. Consultado sobre si Fernández era el autor intelectual del Triple Crimen, afirmó: "A mí no me consta. Lo que sí sé, y está en la causa, es que lo que estaba haciendo yo en efedrina iba a ser el productor más grande de Argentina en forma legal e ilegal".

Por último, dijo hacerse "cargo de vender efedrina" y haber manejado "16 mil kilos de efedrina entre 2004 y 2008", y sentenció: "Hoy estoy pobre, no tengo nada. No soy millonario. Los abogados los pagué hace un montón y están trabajando".