Grupo de rugbiers golpeó a un joven a la salida de disco

El hecho se produjo el sábado 27 a la salida del boliche House, en San Isidro. La víctima está internada en la terapia intensiva del Hospital Italiano, pero el pronóstico es alentador.
Miércoles 31 de agosto de 2016
Un joven de 26 años quedó en terapia intensiva tras ser brutalmente agredido este fin de semana por una patota de rugbiers que lo desafiaron a pelear a la salida de un boliche en San Isidro.

Todo se dio el sábado 27 cuando el joven, identificado como John Little, fue increpado por un grupo de personas que serían jugadores del Olivos Rugby Club (ORC) y que lo invitaron a medirse a golpes a la salida del local bailable House. Según testigos del hecho, el joven herido se habría negado a pelear y los violentos, al grito de “traidor”, comenzaron a golpearlo provocándole serias lesiones.

Si bien la agresión comenzó en el interior del local bailable, el desenlace más violento se dio en la calle, ya que los patovicas de la disco echaron a John y a sus amigos del lugar cuando estos fueron a pedir ayuda. “No molesten”, les dijeron.

Un golpe a mano abierta le habría provocado a John la lesión más importante. Por los golpes, el joven sufrió una fractura de cráneo y un edema menor en el cerebro por lo que debió ser trasladado de urgencia e internado en el Hospital Italiano del barrio porteño de Almagro. Fuentes del hospital confirmaron que al joven se le practicó una tomografía computada con un resultado esperanzador y que de evolucionar en esa misma línea, pasaría de terapia intensiva a sala común.

A la actitud del local bailable, cuyo personal de seguridad no habría intervenido para mediar y calmar las aguas, se le sumaría la falta de atención por parte de los efectivos de la Comisaría Nº1, de San Isidro, quienes, según los amigos del joven, se habrían negado a tomarles la denuncia.

John, quien juega al fútbol en el Club Defensores de Olivos, recibió un mensaje de aliento por parte de sus compañeros y la entidad publicó en su cuenta oficial de Facebook un breve comunicado: “El día sábado uno de nuestros referentes de primera y baby fútbol sufrió una agresión descomunal por parte de un grupo de rugbiers a la salida de un boliche. Esta internado con lesiones graves pero evolucionando favorablemente pero en terapia intensiva. Fuerza John!!!!! NUNCA CAMINARAS SOLO!” En marzo, otro grupo de rugbiers protagonizó una pelea en Río de Janeiro y estuvieron retenidos en Brasil durante cinco meses.