Primera heredera de Juan Gabriel dio detalles de su fortuna

Se trata de su ex representante legal. Hasta ahora, es la única que recibió parte del patrimonio del fallecido artista.
Jueves 1 de septiembre de 2016
Siguen las preguntas en torno al legado que deja Juan Gabriel tras su muerte y aunque se especulan cifras de todo tipo, hasta el momento la única persona que puede asegurar que ya ha recibido parte del patrimonio generado por el cantante es su ex representante legal, Silvia Urquidi Núñez.

Durante una entrevista, Silvia, aseguró que se encuentra muy afectada por la partida del que fuera su amigo íntimo durante los últimos 26 años: “Estoy muy triste, muy cansada, pero tranquila porque le demostré todo mi amor en vida, aunque lo voy a extrañar muchísimo”.

Sobre las propiedades de Juan Gabriel que durante casi dos décadas ella administró, aclaró que seguirá siendo la única dueña: “Durante muchos años le insistí para que volviéramos a ponerlas a su nombre, pero hace algunos meses me dijo que quería que me quedara con ellas porque esas eran para mí. Tengo entendido que lo platicó con su hijo Iván pero, de verdad, son temas de los que no quiero hablar porque el dolor es mucho y no es momento de tocarlos”.

Entre las casas que el cantante le regaló a Urquidi se sabe que hay una en San Miguel de Allende, una más en la Ciudad de México y otra muy especial para él: la residencia en Ciudad Juárez donde su madre, Victoria Valadez, trabajó como parte del servicio y donde se rumora montarán un museo donde descansará también una parte de sus cenizas.

Los posibles herederos del patrimonio económico e intelectual del Divo de Juárez son:

Sus hijos:

Iván Gabriel: Es licenciado en Administración de empresas y durante los últimos años fue el encargado de manejar la carrera de su padre. Tiene 28 años y el 21 de enero de 2012 contrajo nupcias con la húgara Simona Hackmann. Se dice que hace un par de años Juan Gabriel cambió su testamento y lo nombró albacea general de su fortuna.
Joan Gabriel:Tiene 27 años, estudió Diseño gráfico y también se dedica a la pintura. Hace seis años fue detenido en El Paso, Texas, (donde reside hasta hoy), por conducir en estado de ebriedad y pasó casi dos años preso.

Hans Gabriel: Con 26 años de edad, fue el único con inclinaciones musicales aunque hasta hoy no cristaliza ningún proyecto. Al igual que sus hermanos, habla español, inglés y francés.

Jean Gabriel:Es el más pequeño de sus hijos y estudio Dirección cinematográfica en Los Ángeles, también le gusta la poesía y acaba de cumplir 25 años.

Alberto Aguilera Jr.: Aunque se sabe que no comparte lazo sanguíneo con el cantante, éste le dio su apellido y siempre fue tratado como un hijo más. A raíz de problemas con drogas y diversos arrestos, hubo un distanciamiento con su padre.

Laura Salas: Aunque según palabras de Juanga “lo que se ve, no se pregunta”, ella fue la mujer de su vida. Tuvieron juntos cuatro hijos y su discreción conquistó al intérprete que, ante todo, fue su mejor amigo.

Jesús Salas: No sólo fue su cuñado y representante, sino una pieza fundamental para alcanzar el éxito. Durante casi cuatro décadas trabajaron juntos y recorrieron el planeta con su música.

Pablo Aguilera: El único sobreviviente de los hermanos Aguilera Valadez. Se dice que su relación nunca fue muy cercana ya que Pablo se dedicó al campo y nunca apoyó los sueños musicales de Juanga, aunque hace 13 años intentó lanzarse como cantante sin éxito y sin el apoyo de su famoso hermano.

LA SUPUESTA FORTUNA

Según el portal Celebrity Net Worth, que recopila información fiscal de celebridades, Juan Gabriel contaba con un patrimonio cercano a los 30 millones de dólares, cifra que no concuerda con la edición brasileña de Forbes, donde se afirma que, sólo en 2015, obtuvo unas ganancias de 11 millones de dólares y lo colocan en el lugar 18 de entre los músicos latinos más acaudalados del mundo. Eso sin contar las regalías que generan sus canciones y los casi 250 millones de discos vendidos como intérprete y productor en diferentes países, así como las varias empresas registradas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, entre las que destacan unas para hacer jabones, bebidas alcohólicas y prestadoras de servicios de espectáculos. Por si fuera poco, entre los bienes inmuebles del cantante en México están su casas en CDMX, Acapulco, Cancún, Guaymas, San Miguel de Allende y Michoacán, así como otras en Estados Unidos, sus favoritas: Miami, Las Vegas, Los Ángeles, Santa Fe.