Contra Maduro: la oposición impulsa referendo revocatorio

Agobiados por la crisis económica, buscan un cambio de Gobierno. Ven al referendo lo que ve como la única posibilidad para desbancar al chavismo, en el poder desde 1999.
Viernes 2 de septiembre de 2016


La oposición venezolana comenzó este viernes a reorganizarse, vigorizada por la multitudinaria marcha del jueves, pero ahora enfrenta el enorme desafío de lograr que su capacidad de movilización obligue a las autoridades a aceptar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

¿Y ahora qué?, se preguntan muchos tras una jornada en la que multitudes exigieron el referendo. La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció una "nueva agenda de lucha" y convocó a protestas el 7 y 14 de septiembre, aunque el poder electoral ha advertido que no se dejará presionar.

"El reto más duro para la oposición es convertir su energía potencial en energía cinética. Porque esta marcha no cambia el control institucional", opinó el analista Luis Vicente León.

Pero "una vez en la calle", añadió, "la estrategia ganadora de la oposición es quedarse ahí: mostrar que es mayoría y recordar qué es lo que quiere esa mayoría y que no se quedará tranquila hasta conseguirlo".

Según las encuestas de firmas como Venebarómetro y Datanálisis, Maduro enfrenta un nivel de impopularidad de alrededor del 75% y ocho de cada 10 venezolanos quieren cambiar al gobierno.

Agobiados por la crisis económica, los venezolanos hacen filas durante horas en los supermercados para comprar productos subsidiados y regulados, ante la escasez de alimentos y medicinas y una descomunal inflación, que el FMI proyecta en 720% en 2016.

"La marcha fue impresionante, sigue presionar para tener el revocatorio... no tener miedo, porque tenemos que salir de esto. Es una lucha difícil, pero lo vamos a lograr", declaró a la AFP Damaris Montero, una ama de casa de 61 años, quien dijo haber asistido a la manifestación, en el este de Caracas.

Pese al malestar popular y haber arrasado en los comicios legislativos de diciembre que dieron a la MUD la mayoría parlamentaria, la oposición no había convocado multitudes desde las marchas de 2014, en parte, según analistas, por el recuerdo de la violencia de esas protestas contra Maduro dejaron 43 muertos.

En la marcha del jueves, destacan los analistas, la MUD rompió una etapa de apatía y mostró capacidad de movilización.