Facebook: se hizo pasar por mujer, sedujo y mató

Contactó al supuesto amante de su esposa, haciéndose pasar por una infartante rubia, lo citó y le disparó cinco balazos.
Martes 6 de septiembre de 2016

El argentino Ricardo Ariel González, de 36 años, estuvo tramando un plan macabro durante casi tres meses. Desconfiaba de su mujer y, cuando creyó que tenía la certeza de que ella le engañaba, pergeñó una e strategia siniestra para vengarse de su pareja y de su amante.

González creó una cuenta falsa en Facebook, haciéndose pasar por una mujer muy sensual. Para ello subió una foto de una chica rubia y atractiva en el perfil apócrifo y comenzó a contactarse con el supuesto amante de su pareja. El objetivo, claro, era 'seducirlo'. Pero el hombre tenía reservadas las peores intenciones para con su nuevo 'amigo' en la red social.

Rodolfo Gilberto Domínguez, de 35 años, accedió finalmente a una cita que le proponía su 'conquista' virtual, una rubia atractiva que solo había visto en la foto del perfil. Tal y como había pactado con su 'amiga' cibernética, el 17 de junio de 2015, sobre la 1.30 de la madrugada, el hombre que había sido convocado a una supuesta cita amorosa llegó a la intersección de las calles Guayaquil y Ardiles, en la ciudad de San Luis, al norte de Argentina.

Quien en realidad le estaba esperando era Ricardo González, que le vació un cargador de balas con una pistola 9 milímetros en la cabeza. La mujer del agresor, que llevaba años conviviendo con éste, es una auxiliar de policía. Su supuesto amante era compañero de trabajo.

Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos encontraron el cuerpo de Domínguez perforado por las balas y dentro del coche, que permanecía con el motor y las luces encendidas y el freno de mano accionado. Uno de los impactos de bala ingresó en el cuello de la víctima y provocó su muerte en el acto, según reveló la autopsia.

Lo más sorprendente del caso es que el agresor habría planificado sus acciones con 87 días de antelación, según recogen los diarios argentinos. Él ha negado ser el autor del crimen, pero un ordenador incautado por la Policía muestra indicios muy comprometedores del asesinato.

Los investigadores se encontraron que, ni bien el hombre fue masacrado, 'alguien' cambió la foto del perfil de la cuenta apócrifa de la supuesta mujer rubia. Por todos estos motivos, la jueza argentina Mirtha Ucelay ha procesado y dictado la prisión preventiva para Ricardo Ariel González por el "homicidio doblemente calificado".

Según se desprende de la investigación, en el ordenador del acusado también se han encontrado otros elementos comprometedores, que en principio tendrían que ver con diálogos virtuales entre 'la mujer rubia' (González) y el fallecido.

El sospechoso fue detenido en su casa situada en la calle Presidente Perón de la localidad de Villa Mercedes, situada a unos cien kilómetros de la ciudad de San Luis.

Al momento del arresto, no opuso resistencia, aunque ha pedido una ampliación de declaración indagatoria porque no ha admitido su responsabilidad en el crimen. Cuando fue detenido, ya no convivía con la mujer que presuntamente lo engañó, de apellido Palacios.