"Chorro que mató, chorro que hay que matar", dijo el padre del joven asesinado

El testimonio de Juan Carlos, el padre del joven abatido en intento de robo, es desgarrador. Pidió justicia para Juan Ignacio y denunció los reiterados casos de inseguridad en el sur del conurbano.
Miércoles 7 de septiembre de 2016
El crimen de Juan Ignacio Tejero, un joven de 22 años que hace tres semanas se había convertido en padre, engrosa la lista de asaltos mortales, que lleva a 83 el número en lo que va del año.

En medio del dolor y la impotencia, amigos y familiares de Juan Ignacio despedían sus restos en una casa velatoria de Lanús. Su padre, Juan Carlos, no pudo contener su bronca y pidió justicia por mano propia para los asesinos de su hijo. "Que se pague pena con pena; chorro que mató, chorro que hay que matar".

Juan Carlos admitió que el crimen de su hijo lo llevó a repensar el sentido de la vida. "No sé cómo seguir. No sé cómo será el día de mañana, no sé cómo seguir. Me quiero ir con mi hijo".

Juan Carlos reclamó a las autoridades locales y nacionales acciones concretas. "Que la ministra Patricia Bullrich vaya a las villas y como sacó las drogas saque las armas". El hombre anticipó que se preparan dos marchas hacia la Municipalidad el próximo 16 y el 23 de septiembre, a las 18 horas.

El crimen de Juan Ignacio ocurrió anteanoche, cerca de las 21, en la calle Colombia al 1500, en Gerli, partido de Lanús, donde el año pasado hubo un homicidio cada 32 horas.

Según la investigación, el joven padre regresaba con su esposa Alejandra, de 19 años, y el hijo de ambos, de sólo tres semanas de vida, a quien habían llevado al pediatra.

Tejero, según trascendió, llegó a colocar la marcha atrás en su auto, aceleró con la intención de escapar y el ladrón que los amenazaba del lado del acompañante le disparó. Los delincuentes huyeron de la escena del crimen sin robar nada.