A dos meses, las encuestas favorecen a Hillary Clinton

Los sondeos por estado la dan muy por encima de Trump en la cantidad de delegados para el colegio electoral.
Miércoles 7 de septiembre de 2016
A dos meses de las elecciones presidenciales estadounidenses, la demócrata Hillary Clinton tiene una clara ventaja sobre su rival republicano Donald Trump en casi todos los indicadores tradicionalmente usados para medir el éxito en las contiendas.

La delantera de los demócratas en el colegio electoral está arraigada en la historia, el presente demográfico del país y el atípico escenario político creado por Trump.

En Estados Unidos, la elección presidencial es indirecta, tal como lo era en la Argentina antes de la reforma constitucional de 1994. El presidente es elegido por un colegio electoral integrado por 538 delegados distribuidos entre los 50 estados del país según su población. En cada estado, el candidato que gana, aunque sea por un voto, se queda con todos los delegados.

Este año, la elección presidencial tendrá el electorado más diverso en la historia: casi uno de cada tres votantes pertenecerá a una minoría, ya sea hispano, negro, asiático u otra minoría racial o étnica, rincones del electorado donde los demócratas miden mejor que los republicanos, y Clinton mide mucho mejor que Trump.

Esa creciente diversidad encierra un problema electoral para los republicanos: para contrarrestarla, necesitan un mayor respaldo entre los votantes blancos. Pero Stuart Stevens, estratega de Mitt Romney en 2012, recordó a la nacion que Trump aparece peor parado entre las mujeres blancas y los graduados universitarios. "Mide peor con las mujeres, los votantes educados y los hispanos", apuntó Stevens.

Sobran números y todos pintan el mismo panorama. El promedio de encuestas del sitio RealClearPolitics otorga a Clinton 229 delegados y a Trump, 154, con otros 155 delegados en juego en los llamados "swing states", donde se define la elección. En el pronóstico de The New York Times, Clinton obtiene 248 delegados; Trump, 111, y hay otros 179 en disputa en 13 estados. En muchos de ellos, como Florida, Nevada, Arizona, Colorado o Carolina del Norte, el voto latino es crucial.