A De Vido le tocaron mismos jueces que condenaron a Jaime y Schiavi

El envío a juicio del ex ministro de Planificación Federal recayó en el Tribunal Oral Federal 2, integrado por los jueces Jorge Gorini, Jorge Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu.
Miércoles 7 de septiembre de 2016
El mismo tribunal oral que condenó a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi y al resto de los acusados por la tragedia ferroviaria de Once salió sorteado para juzgar al ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional Julio De Vido por la misma causa. Se trata del Tribunal Oral Federal (TOF) 2, integrado por los jueces Jorge Gorini, Jorge Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu.

Sin embargo, lo más probable es que el tribunal cambie porque esos magistrados fueron quienes ordenaron investigar a De Vido por su responsabilidad en el caso y eso implica una pérdida de la imparcialidad para juzgar al ex ministro, ya que hicieron una cierta valoración de su actuación en el hecho ocurrido el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento chocó en la estación de Once y fallecieron 52 personas y más de 700 resultaron heridas.

En tribunales se especula con que las defensas de De Vido y del ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIRE) Gustavo Simeonoff –también enviado a juicio oral– recusen al TOF 2 o que los propios jueces se excusen. En ese caso se sorteará otro tribunal.

Gorini, Tassara y Giménez Uriburu condenaron en diciembre del año pasado a Jaime a seis años de prisión, a Schiavi a ocho años, a Claudio Cirigliano, titular de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), a nueve años, al maquinista Marcos Córdoba a tres años y medio, y a otros 17 ex directivos y gerentes de TBA y de Cometrans, su empresa controlante, a penas de entre ocho y tres años por los delitos de administración fraudulenta y estrago culposo agravado.

Para los jueces hubo una "canallesca política empresaria" que consistía en "una drástica reducción de los recursos económicos destinados a las reparaciones periódicas y mantenimiento diario del material rodante" y que eso se permitió desde el gobierno nacional porque Jaime y Schiavi "tenían acabado y pleno conocimiento del nefasto estado del material rodante".

A pedido del fiscal Fernando Arrigo y de dos querellas de familiares de víctimas, el tribunal ordenó que se abra una causa contra De Vido, el superior de Jaime y Schiavi.

"Que pese a haberse acreditado una intervención determinante en los hechos de parte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Raúl Jaime, quienes durante el ejercicio de sus cargos posibilitaron la creación de riesgos ilegítimos (que luego se materializaron en los resultados analizados), ello no eximiría de responsabilidad a Julio Miguel De Vido, ya que difícilmente se puede alegar un desconocimiento acerca de las circunstancias que aquí hemos probado", sostuvieron los magistrados en su fallo.

En esa línea fue el procesamiento que el juez Claudio Bonadio le dictó a De Vido, a quien esta semana envió a juicio oral.