Jornada de protesta con piquetes y cien ollas populares

Luego de reunirse con la CGT, el movimiento Barrios de Pie encabezó un nuevo reclamo en puntos como el Obelisco, Plaza Once y otras zonas clave. Es el segundo reclamo en menos de dos meses.
Jueves 8 de septiembre de 2016

El movimiento Barrios de Pie instaló hoy 100 ollas populares en distintos puntos neurálgicos de la Ciudad de Buenos Aires para reclamarle al Gobierno que declare la "emergencia social" y refuerce los programas de empleo y asistencia para "los más humildes".

La protesta se realizó luego de que el pasado miércoles representantes del movimiento social se reunieran con la mesa directiva de la CGT reunificada para concertar una agenda común de reivindicaciones, en el marco del endurecimiento de las relaciones entre los dirigentes de esa central con el Gobierno.

La movilización comenzó a las 7 en la intersección de Callao y Corrientes y continuó con concentraciones y ollas populares en puntos emblemáticos de la Ciudad, como el Obelisco, la Torre de los Ingleses en Retiro, Plaza de Flores, la estación Chacarita de tren, Plaza Once, Constitución, Liniers, Mataderos, Lugano y La Boca, estación Sáenz de Pompeya, entre otros.

A diferencia de otras movilizaciones de Barrios de Pie, en este caso, los cortes fueron parciales y no afectaron de manera sensible el flujo vehicular, aunque se registraron demoras en arterias claves.

El acto de cierre tuvo lugar frente al Centro Cultural Kirchner (sobre la Avenida Leandro N. Alem, en el bajo porteño), lugar donde a partir del lunes el Gobierno realizará un foro económico internacional para alentar la llegada de inversiones, con la presencia del presidente Mauricio Macri, funcionarios del Poder Ejecutivo, inversores y directivos de multinacionales.

El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, explicó a NA que se eligió el CCK para cerrar la jornada de protesta para marcar el contraste entre la "opulencia" del "mundo de las finanzas", que se reunirá con autoridades de Gobierno para discutir los "niveles de rentabilidad", con las urgencias sociales de "millones de familias que hoy la están pasado mal".

"Nos parece emblemático el contraste entre un mundo de las finanzas que le da la espalda a millones de familias que hoy la están pasado mal, y un Gobierno que no escucha y que no atiende las demandas mínimas", resaltó Menéndez en diálogo con esta agencia.

El dirigente puntualizó que el reclamo principal es que se declare la "emergencia social" y que "se fortalezca la asistencia a los más humildes a través de programas de empleo", lo que consideró como "medidas urgentes" debido a la "pérdida del poder adquisitivo".

La agrupación, junto a la CTEP y la Corriente Clasista Combativa, que protagonizaron en conjunto la movilización de San Cayetano el pasado 7 de agosto, lograron que senadores y diputados del Movimiento Evita impulsara su reclamo para declarar la emergencia social, que entre otros puntos incluye la obligación del Estado de hacerse cargo de la diferencia entre lo que ganan los trabajadores de la economía informal con el salario mínimo, vital y móvil.

"La semana que viene vamos a tener reuniones con distintos bloques de diputados para llevar al Congreso esta reivindicación", adelantó Menéndez.

Barrios de Pie ya realizó varias manifestaciones en las calles porteñas en lo que va del año, especialmente con cortes frente al Ministerio de Desarrollo Social en la Avenida 9 de Julio, en reclamo de aumentos de los planes sociales y la creación de puestos de trabajo.