Ordenan tasar un departamento y una chacra de De Vido

El juez federal Luis Rodríguez, que investiga al ex ministro por enriquecimiento ilícito, encargó a los peritos oficiales "estimar el valor de venta y de alquiler" de dos propiedades.
Jueves 8 de septiembre de 2016
El juez federal Luis Rodríguez encargó a peritos oficiales "estimar el valor de venta y de alquiler" de dos propiedades por las cuales el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido es investigado por enriquecimiento ilícito.

Se trata de la Unidad Funcional 9 del "Farm Club Puerto Panal", ubicado en el camino general Zárate-Baradero, y del departamento ubicado en Avenida Del Libertador 2275/77, este último en la Capital Federal.

"Se deberán tener en cuenta las modificaciones y ampliaciones que pudieran haber sufrido los inmuebles", dispuso Rodríguez en una resolución. Desde el juzgado se encomendó el estudio a un perito tasador del fuero, y ya fue designado la experta Gabriela Alejandra Aquilano.

Los dos inmuebles ya fueron allanados por orden del juez Rodríguez tras contar con el aval de la Cámara de Diputados de la cual es integrante De Vido por el Frente para la Victoria, a raíz que cuenta con fueros por ser legislador nacional.

La investigación por enriquecimiento ilícito de De Vido es por el período 2003-2007 y se inició por una presentación del abogado Ricardo Monner Sans, a partir de dudas sobre la posesión de una chacra en Zárate y luego se extendió a otros bienes.

De Vido fue sobreseído en un primer término lo que había sido apelado por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, ante el cual la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal dispuso que se lo siga investigando, y ahora el juez Rodríguez y el fiscal Patricio Evers avanzan en el caso.

Al reabrir el caso, la Cámara de Casación Penal había puesto la sospecha sobre la pertenencia de la chacra en Zárate así como del departamento en Capital Federal.

Entre 1994 y 2009 el departamento de avenida Del Libertador era de la firma Uni Vite Argentina SA, y posteriormente se transfirió al español Juan Manuel Sebastián Pérez.

Según información recabada por el juez, Uni Vite Argentina fue constituida en 1992 por Isabel Sánchez Maldonado (19 mil acciones) y Liliana Violeta Epelbaum (1000 acciones), y en 2003 amplió el objeto social y no sólo se dedicaba ya la misma a comercializar productos alimenticios sino también actividades de construcción e inmobiliaria.

Luego pasó por otras manos y finalmente quedó Uni Vite Argentina en manos del español Pérez, y como único bien el departamento de Avenida del Libertador.

"La comparación de los ingresos por alquiler y los gastos de la firma resulta cuanto menos sospechosa", sostuvo el juez Rodríguez: es que en 2004 no se denunciaron ingresos pero se pagaron expensas por 13.149,82 pesos; y al siguiente año tuvo ingresos por 17.400 pesos y tuvo gastos por 14.813,51 pesos.