Jaime y López, presos en el mismo sector de Ezeiza

El exsecretario de Transporte y el exsecretario de Obras Públicas comparten sus días entre charlas, ejercicios y caminatas. Antes convivían en el Ministerio de Planificación, ahora en prisión.
Lunes 12 de septiembre de 2016
Ricardo Jaime, exsecretario de Transporte, y José López, exsecretario de Obras Públicas, permanecen presos en el mismo sector de la cárcel de Ezeiza y comparten sus días entre charlas, ejercicios y caminatas.

López ingresó al pabellón común en los últimos días ya que cuando llegó a la prisión fue alojado en el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) para evaluar y controlar su estado psíquico. Estuvo allí casi un mes y cuando recibió el alta pasó al Hospital Penitenciario Central (HPC).

Por su parte, Jaime está en el pabellón desde su llegada a la cárcel, en abril pasado.

Ambos están presos por casos de corrupción durante el gobierno kirchnerista. Jaime está preso por haber comprado trenes inservibles a España y Portugal. Pero tiene cuatro condenas con una pena unificada de seis años de prisión: recibir dádivas de empresarios a los que debía controlar, intentar robarse prueba de un allanamiento en su casa y por la tragedia ferroviaria de Once. También fue enviado a juicio oral por enriquecimiento ilícito y tiene otros procesamientos.

López, en cambio, fue detenido el 14 de junio con casi nueve millones de dólares en un convento en General Rodríguez. Por ese hecho y por su casa de la localidad bonaerense de Tigre fue procesado por el juez Daniel Rafecas por enriquecimiento ilícito. También está imputado por el programa de viviendas "Sueños Compartidos" de las Madres de Plaza de Mayo y tiene un pedido de citación a indagatoria por las irregularidades en la concesión de obras viales a Báez.