"Nunca dudé de mi paternidad", aseguró Leonardo Squarzon

La pareja de Amalia Granata negó que le haya pedido un ADN. "Es una barbaridad", remarcó. La periodista y el empresario serán papás de un varón.
Martes 13 de septiembre de 2016
Tras pasar por el living de Susana Giménez, donde Amalia Granata y Leonardo Squarzon dejaron bien en claro que el proyecto de familia sigue en pie, la pareja posó sonriente en la portada de la Revista Caras.

Ya superada la infidelidad, el empresario hizo un “mea culpa” y sostuvo que se siente “en deuda” con la periodista.

"Estoy en un momento de autocastigo conmigo, me replanteo lo que hice todo el tiempo y me siento en deuda con ella y lo estaré por mucho tiempo”, explicó.

Squarzon asegura que ama Amalia y que la está pasando muy mal tras el engaño. “Me dí cuenta que no la cuidé. La pasé mal y la sigo pasando mal a una semana de todo lo que viví. Y a medida que transcurren los días y me reintegro a mis actividades normales me sigo angustiando", confesó.

En cuanto a su infidelidad, reiteró que no podría tener una relación paralela con Paula Linda y habló sobre las sospechas de su paternidad: "Lo del ADN es una barbaridad. Yo soy el tipo más feliz del mundo con la llegada de Roque. Tal vez se apuraron los tiempos y llegó todo de golpe y nos agarró con muy pocas cosas armadas como pareja. Entonces empezamos a construir todo muy rápido. Pero jamás tuve dudas de mi paternidad. Siempre voy a todas las ecografías y dejo de lado mis cosas para acompañarla. Me molesta muchísimo que se digan mentiras", concluyó.