La Corte confirmó extradición a EE.UU. de "Mi Sangre"

El colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre", está acusado de tráfico de drogas. Allí será juzgado por asociación ilícita o concierto para delinquir para distribuir una sustancia controlada.
Martes 13 de septiembre de 2016
La Corte Suprema de Justicia avaló hoy la extradición a los Estados Unidos del colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre", acusado de tráfico de drogas.

En el acuerdo de hoy, la Corte, con la firma de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, resolvió no hacer lugar a una serie de peticiones formuladas por la defensa técnica de López Londoño en esta instancia.

El máximo tribunal se basó en los fundamentos y conclusiones desarrollados en el dictamen del procurador fiscal para resolver que debía confirmarse "en todo cuanto fue materia de apelación la resolución dictada por el juez a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 2 que declaró procedente el pedido de extradición formulado respecto del requerido, por el Tribunal Federal de Primera Instancia para el Distrito Sur de Florida de los Estados Unidos de América".

Allí será juzgado por asociación ilícita o concierto para delinquir para distribuir una sustancia controlada (cinco kilos o más de cocaína) a sabiendas de que dicha sustancia se importaría ilegalmente a ese país.

La noticia de la decisión de la Corte Suprema para extraditar a "Mi Sangre" se conoce diez días después de que se supiera que habría existido un plan del narcotraficante para fugarse de la cárcel de Ezeiza.

López Londoño ingresó al país a fines de 2011 con su mujer e hijo, se desplazaba "con custodia" y vivía "saltando de country en country o barrios de chacras para no ser detectado", según informó cuando lo detuvieron a la salida de un lujoso restaurante de Pilar, en 2012, el entonces viceministro de Seguridad, Sergio Berni.

"Es un día muy importante. Hemos capturado al narcocriminal más importante del mundo. Jesús López Londoño, es un hombre extremadamente peligroso, no sólo por su historial sino por el tipo de organización que construyó en Colombia y en otros países de Sudamérica", dijo Berni aquel día y remató: "Esta es la noticia más importante en la lucha contra el narcotráfico en el mundo. Le hemos dado un golpe mortal al narcotráfico".

"Mi Sangre" fue uno de los lugartenientes del jefe paramilitar Diego Murillo, alias "Don Berna", extraditado a Estados Unidos junto a otros jefes en 2008.

Antes de pasar por Argentina estuvo en Brasil, Venezuela, Panamá y Paraguay -donde casi fue arrestado pero se salvó por la crisis política generada por la destitución del presidente Fernando Lugo-, y planeaba instalarse en Ecuador.

Está acusado de integrar "Los Urabeños", una banda de paramilitares vinculada al narcotráfico y considerada de las más peligrosas de Colombia, junto a "Los Rastrojos", el "Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo" y las "Aguilas Negras".

Sin embargo, el narcotraficante sostiene que es un "perseguido político", víctima de una causa armada por la DEA (la agencia antidrogas de Estados Unidos), y ha pedido a la justicia que le brinden a él, su esposa y sus hijos la condición de refugiados políticos.

La Justicia de Florida, en los Estados Unidos, lo busca por "asociación ilícita o concierto para delinquir para distribuir una sustancia controlada, 5 kilos o más de cocaína, a sabiendas de que dicha sustancia se importaría ilegalmente a ese país".

Se cree que está involucrado en el tráfico de unos 1.200 kilogramos de cocaína a Panamá, con destino final Miami, y también en la compra de pasta base a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).