Retiro se volvió a poblar de puestos ilegales

Desde hace unos meses, se instalan en la vereda de las terminales de trenes luego de haber sido desalojados en 2013. La Ciudad avanza en un proyecto para mudarlos.
Miércoles 14 de septiembre de 2016
Desde hace algunos meses, los puesteros ilegales comenzaron a instalarse de nuevo en cantidad por la zona, de la que habían sido desalojados por el gobierno porteño en 2013. En enero pasado ya habían intentado regresar, lo que derivó en un enfrentamiento entre un grupo de manteros y la Policía Metropolitana.

Ahora, los vendedores ambulantes instrumentar una nueva táctica. Abandonaron las mantas y exhiben las mercaderías sobre carros, cajones de verdura, cajas y tablas de madera. Todo desmontable en pocos segundos y fácil de cargar, en caso de que aparezcan los inspectores. Es común ver carretillas que se mueven de un lado a otro con frazadas cubriendo los productos, si agentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público o policiales recorren la zona.

"Los viernes a la tarde es el peor día. Siento que no voy a llegar nunca a tomar el tren", dijo Manuel Espinosa, un empleado bancario que todos los días combina el subte C con el ferrocarril Belgrano Norte. En ese tramo se hace casi imposible transitar en hora pico, por la concentración de puestos.

"Por la cantidad de gente y los manteros, más de una vez perdí el servicio", agregó el joven. Los andamios colocados por las obras en la fachada de la terminal del tren Mitre reducen aún más el paso.

Por momentos, la congestión es tal que muchos caminan peligrosamente por la avenida a la par de los colectivos, taxis, autos y camiones para esquivar el tumulto.