Cinco claves básicas que te ayudarán a tener éxito en Tinder

Miércoles 14 de septiembre de 2016
En cualquier sitio, red social o aplicación para conocer personas, decir quiénes somos es el paso más importante. De esta forma, construir un perfil en una app como Tinder equivaldría a crear una réplica precisa de uno mismo, ya que de ese perfil dependerá que conozcamos a personas de nuestro interés dentro de la aplicación y luego podamos tener valiosas experiencias a partir de cada 'match'. Lo real es que, para tener éxito en Tinder, debemos estar conscientes de nuestro 'marketing personal', es decir, de cómo queremos que nos perciban y qué vamos a ofrecer si pasamos de lo virtual a estar frente a frente. Hay dos pasos fundamentales en Tinder: los perfiles y el chat. Toma en cuenta que crear tu perfil requiere tiempo y dedicación, eso es vital para tener éxito en la aplicación.

La imagen
Si vamos por etapas, la primera impresión es definitiva, son esos primeros segundos que pueden hacer la diferencia para alguien que nos encontró en la app y que tiene gustos y objetivos parecidos a los nuestros. Hay que cuidar que las fotografías cuenten quiénes somos, tanto por el entorno como por nuestros gestos y por lo que llevamos puesto: una fotografía en Tinder debe ser una muestra de nuestro estilo.

En este sentido, por ejemplo, exhibir demasiado nuestro cuerpo puede resultar negativo si el contexto no lo amerita, no nos proporciona contactos que realmente quieran conocernos más allá, quizá, de un primer encuentro, y a las personas que estuvieran interesadas en nuestros gustos y estilo de vida, puede parecerles agresivo y alejarlas.

En general, la pareja y los amigos son vínculos fundamentales en la vida. Si pensamos que en Tinder podemos encontrar ambos, tal vez nos demos cuenta de que es más importante de lo que creemos elegir bien las fotos que vamos a compartir, así como cuando vamos a una entrevista de trabajo y, sabiendo lo relevante de la ocasión, seleccionamos cuidadosamente nuestra ropa y ponemos atención en cómo nos comportamos.

Cómo nos describimos
Siempre que me preguntan sobre el tema de la descripción en Tinder, hago énfasis en que se debe incluir, aunque no necesariamente de forma precisa, la mayor información posible sobre nuestras actividades y gustos, sin embargo, además de lo importante que es decirle al otro a qué nos dedicamos o cuáles son nuestras aficiones, siempre podremos sacarle una sonrisa si nos describimos con humor o si usamos un lenguaje amigable.

Poner un texto agradable en nuestro perfil puede hacer que las personas sientan empatía con nosotros, y ese sentimiento de confianza y diversión es un buen motivador para que nos den un 'like'.

Por otro lado, si queremos agregar una auto-descripción y usar adjetivos, es bueno que evitemos las exageraciones, tanto hacia lo positivo como lo negativo; es mejor dejar que las personas nos descubran a través de la charla y, después, de nuestras acciones.

Las conversaciones
Es importante ser original a la hora de platicar con un 'match'. Como primer punto, iniciar con frases conocidas como "Hola, ¿cómo estás?", o coqueteos como "Hola, guapo", puede parecerle demasiado común al otro y eso no despertará su curiosidad; es algo parecido a lo que sucede con la descripción, si eres más divertido o inicias la conversación usando datos que hayas leído en el perfil de la otra persona, puedes despertar mayor interés, aquí es donde entran los GIF's, que pueden ser una buena herramienta.

Por otro lado, debemos ser siempre claros y decir qué es lo que queremos y qué es lo que no al estar dentro de Tinder, siempre con amabilidad -eso hará la búsqueda más ágil, sea de amigos o de pareja-. Hay que ser honestos y apostar por no criticar si algo de lo que nos dice la otra persona sobre sus gustos no es compatible con nosotros, y hay que evitar exagerar nuestras virtudes y defectos; ya habrá tiempo de conocernos cara a cara y el otro evaluará si puede llevarse bien con lo peor y lo mejor de nosotros.

Finalmente, hay que cuidar la ortografía y el lenguaje, es parte de nuestra imagen y es parte de dar una 'buena impresión', que no es más que inspirar confianza. Quizá sea mejor no hacer comentarios muy atrevidos en los primeros momentos, si buscamos algo duradero.

No hay una receta para entrar en Tinder y encontrar, a la primera, a un 'príncipe azul' o a una mujer perfecta, sólo es tener la certeza de saber quiénes somos y qué buscamos