La Argentina, entre los países que más sufren la deserción

Solo el 43% de los chicos termina la secundaria en tiempo y en forma. Por su parte, en primaria la cobertura es casi total, pero también crece el abandono.
Jueves 15 de septiembre de 2016
La deserción escolar es uno de los principales desafíos que enfrenta la educación argentina. Principalmente en el nivel secundario, donde las luces de alarma hace años que pasaron del naranja al rojo. De acuerdo a los últimos datos de Unesco, solo el 43% de los estudiantes argentinos termina la escuela media en tiempo y en forma, mientras que países como Perú, con 70%, y Chile, con 68%, tienen un porcentajes más alto. También México, Bolivia, Paraguay y El Salvador. A contramano de la región, el abandono ahora también crece en las primarias argentinas, donde pasó del 5,1% en 2006 al 6,9% en 2011, según las últimas cifras difundidas por Unesco.

Los años más difíciles para los chicos son el primero y segundo de la secundaria. Uno de cada tres repite durante esos “años filtro”, mientras que los que siguen y estudian con sobreedad tienen seis veces más probabilidades de abandonar. De acuerdo con el último censo, la cobertura escolar pasa del 96,7% a los 14 años, al 81,8% desde los 15. La mayoría de los que llega a 4° año logra terminar.

El futuro de cada chico dependerá, en gran medida, del lugar en que haya nacido o el tipo de escuela a la que haya asistido. Un informe del Centro de Estudios de la Educación Argentina muestra que el nivel de abandono en las escuelas públicas duplica al de las privadas y que hay diferencias entre los distritos: los de mejores desempeños (Capital y La Rioja) duplican la tasa de graduación de Misiones, por ejemplo, donde apenas el 30% de sus alumnos termina la secundaria en el tiempo previsto .

Esto sucede aún cuando en nuestro país la secundaria es obligatoria desde 2006, tras la sanción de la ley de Educación. Diez años después, este derecho no se cumple cabalmente. Si bien es cierto que la matrícula creció y entraron más chicos al sistema, también que el colegio no supo retenerlos. Un 40% de los chicos que van hoy a la secundaria son primera generación en ese nivel (sus padres nunca fueron a la secundaria) y el colegio parece no estar preparado para contenerlos.

En la primaria, en cambio, la cobertura es casi universal. Sin embargo, el año pasado un informe de Unesco advierte que la Argentina es uno de los pocos países (con Perú y Colombia) en los que el abandono crece. Unesco lo atribuye a la pobreza y la desigualdad.