Las rivales no quieren enfrentar a la jugadora trans

Las deportistas de los otros equipos dicen que tiene "otro tipo de fuerza" porque es de "otro género".
Jueves 15 de septiembre de 2016

Hace días logró que la justicia la autorizara a jugar en su equipo y lo hizo. Pero ahora las jugadoras de otros equipos se niegan a enfrentarla porque le tienen miedo por su fuerza.
Jessica Millamán consiguió ganarle a la Asociación de Hockey del Este del Chubut, que por su condición de trans no quería dejarla jugar en la categoría intermedia femenina. Ahora las jugadoras de otros equipos se niegan a competir porque “las diferencias de fuerzas con nosotras son enormes”.
Patricia Navarro, jugadora de la categoría intermedia del Trelew Rugby Club dijo: “Esto no es una cuestión de discriminación. Nosotros no nos metemos en eso. Sólo decimos que nos da miedo jugar en este deporte de roce porque aunque es transexual su fuerza es la de un hombre. Y nos puede causar algún daño”.


“Todavía no es una decisión que hemos tomado en equipo. Pero ya hay algunas posiciones que coinciden. Y también en otras entidades. Si quieren jugar un amistoso o hacer un entrenamiento donde juegue Jessica no tenemos problemas. Pero en forma competitiva muchas tenemos miedo”, dijo Navarro, quien recordó que “en el último partido que jugamos con Germinal perdimos 3 a 0 con tres goles de Jessica porque nadie se acercaba para marcarla”. Y agregó: “Todos pensaron en ella, pero nadie pensó en nosotras”.