Huevazos contra el gobernador de San Juan, Sergio Uñac

El mandatario provincial fue increpado por vecinos y asambleístas en la localidad de Jáchal que reclaman el cierre de la minera Veladero tras el derrame de cianuro. Hubo gritos, empujones y forcejeos.
Viernes 16 de septiembre de 2016
Sin previo aviso, esta mañana el gobernador Sergio Uñac llegó a Jáchal, a poco más de 24 horas de hacerse público un nuevo derrame en la mina Veladero. El primer mandatario apenas pisó suelo norteño se dirigió al edificio municipal donde lo esperaba el intendente Miguel Vega. Mantuvo un encuentro que duró unos 20 minutos

Luego de observar el arribo, los asambleístas que estaban apostados en la carpa en la plaza utilizaron un alta voz para convocar a los vecinos.

Una vez que el Gobernador salió de la Municipalidad, los asambleístas se fueron inmediatamente a interpelarlo, donde la confusión le ganó al diálogo. Al grito de 'cierre Veladero' como coro de fondo, Uñac intentó hablar con los asambleístas más dialoguistas.

'Elabore un acta donde se comprometa a cerrar la mina', espetó uno de los vecinos; 'hablemos, por favor, vengo acá para dar la cara', respondió el jefe del Ejecutivo provincial.

Con algunos empujones e insultos al aire, el diálogo casi que quedó de lado. 'Que venga Gioja también a dar la cara, ese que dice ser jachallero', disparó un asambleísta. Una de las preguntas que recibió Uñac fue sobre cuándo tomó conocimiento del derrame, a lo que respondió 'el martes'.

El desorden ganó la escena y un grupo antiminero le arrojó huevos al Gobernador, agua y hasta volaron por los aires algunos golpes. Se trató de gente que llegó de Buenos Aires en las últimas horas.