Audiencia pública, día 2: menos gente y con discursos políticos

Los legisladores trataron de subir la temperatura con discursos políticos y evitaron hablar de la dependencia local de importaciones energéticas y el monumental déficit público para subsidiar facturas.
Sábado 17 de septiembre de 2016

La segunda jornada de la audiencia pública del gas presentó un auditorio semivacío, y se presentaron sindicalistas, diputados, senadores y dirigentes de cámaras empresarias que utilizan gas.

Con los ánimos más calmos, los legisladores trataron de subir la temperatura con discursos políticos, en los que evitaron hablar de la dependencia local de las importaciones energéticas y el monumental déficit público para subsidiar facturas de cien pesos en casas del conurbano norte.

Eduardo Amadeo, de Cambiemos, planteó que se deben modificar los subsidios. "Los hogares ricos con piletas pagan un cuarto (de lo) que (pagan) sus empleadas que se calefaccionan con garrafas a un precio mucho mayor", sostuvo. "Beneficiamos a los que no somos pobres", agregó.

Axel Kicillof denostó la política económica del Gobierno, pero de las tarifas sólo dijo que "esta propuesta es peor que la anterior. Multiplican (los precios) por seis. Aranguren no es culpable, lo mandaron a cumplir el proyecto de los 90", señaló.

Liliana Schwindt, del Frente Renovador, consideró que es "necesario el aumento, pero debe ser razonable y gradual y que muestren los costos de producción". En ese sentido, las exposiciones de las petroleras --que cobran US$ 7,50 por millón de BTU, una decisión del plan Gas que decidió el gobierno kirchnerista en 2013-- no conformaron a las legisladora massista.

Laura Rodríguez Machado, de Cambiemos, puso en contexto que "hasta ahora se mintió sobre las tarifas" y validó la propuesta oficial. Martín Maqueyra se preguntó sobre los subsidios actuales. "Los tres quintiles de mayores ingresos, el 15 ¨G de las personas, se quedan con un 45 ¨G de los subsidios. Eso no parece justo", planteó.

A los diputados de la izquierda y el kirchnerismo parece no molestarles que el país importe un 30% del gas y destine varios miles de millones de dólares en eso. Ninguno cuestionó ese mecanismo por el que el Estado Nacional pagó 60.000 millones de dólares en comprar energía extranjera. En cambio, sí se oponen a que crezca la producción local, que demanda una remuneración mayor a la actual, pero menor a los costos de importar.

Del grupo de intendentes que tenían previsto participar de la audiencia, solo estuvieron Fernando Gray (de Esteban Echeverría) y Gabriel Katopodis (San Martín), los demás enviaron equipos con perfil técnico.

La diputada Araceli Ferreyra dijo que "los tres checkpoints para entrar en la audiencia fueron peores que los de Israel para los palestinos". También detectó "aviones" sobrevolando la Usina del Arte, donde se hace la audiencia. Ayer hubo un helicóptero en unos minutos a la mañana, pero para Ferreyra eran "aviones". La legisladora también culpó a Shell por el apartheid en Sudáfrica.