Kirchner manejó con una cuenta propia los fondos de Santa Cruz

El dinero de las regalías petrolíferas era administrado por una financiera nacional propiedad de Aldo Ducler, investigado por sus vínculos con el narcotráfico.
Lunes 19 de septiembre de 2016
Al menos durante tres meses como Presidente de la República, o sea, hasta agosto del 2003, Néstor Kirchner controló mediante una cuenta que estaba a su nombre parte de los millones de dólares de los “fondos de Santa Cruz”.

Así se conoce al dinero público, y no privado, que su provincia había cobrado por regalías petrolíferas mal liquidadas en octubre de 1993.

El banco que administraba ese dinero estatal era el Morgan Stanley, de New York, pero a su vez Kirchner había delegado el manejos de esas inversiones en una financiera nacional, Mercado Abierto, propiedad del ex secretario de Hacienda del dictador Leopoldo Fortunato Galtieri, Aldo Ducler.

El financista estuvo bajo investigación de la Justicia de los Estados Unidos por mantener vínculos con el narcotráfico. Documentos oficiales explicitan que Mercado Abierto recibió resúmenes de la cuenta de Morgan Stanley donde se depositaron parte de los “fondos de Santa Cruz” hasta fines del 2003, como mínimo.

El entonces presidente Kirchner quitó su nombre recién en agosto del 2003 de los papeles bancarios que llegaban a la oficina de Ducler desde el Morgan Stanley.

Hasta diciembre del 2003, ese banco mandaba el “Statement of you Account” (el estado de su cuenta), identificada en este caso con el número 642 1132721 091 a la financiera Mercado Abierto con este frase: “Gobierno de la Provincia de Santa Cruz. ATTN Néstor Kirchner”.

La sigla “ATTN” es el resumen en inglés de la frase “A la atención de”.

El Morgan Stanley consideraba, quizás con razón, que “la atención” de la variación de los “fondos de Santa Cruz”, dinero estatal y no privado, como se dijo, eran más importantes para el ex mandatario de esa provincia, Kirchner, que para el gobernador en ese tiempo, Héctor Icazuriaga.

El resumen de la cuenta de los “fondos de Santa Cruz” que enviaba a Buenos Aires el Morgan Stanley iba a la calle Corrientes 416 piso 6. Allí funcionaba Mercado Abierto, de Ducler.

La documentación del Morgan Stanley indica que Kirchner tuvo el control personal de la cuenta de los “fondos de Santa Cruz”, como se sospechaba.

Pero que además siguió teniendo el manejo de esa plata pública una vez que dejó de ser el gobernador de su provincia, y hasta después de asumir la Presidencia. Asumió en la Casa Rosada el 25 de mayo del 2003.

Esta situación poco transparente sobre “los fondos” es una regla y no una excepción: los Kirchner jamás informaron a la opinión pública quiénes, cómo y por qué manejaban esos millones de dólares que iban a invertirse para crear “trabajo genuino”.

Desde 1998, el financista Ducler estaba siendo investigado por la Justicia y el FBI de los Estados Unidos de tener negocios con el narcotráfico de México, en especial con el antes poderoso “cartel de Juárez”, liderado por Armando Carrillo Fuentes, apodado “El Señor de los Cielos” por su flota de aviones que usaba para traficar cocaína.

Ducler fue denunciado en los Estados Unidos acusado de haber sido el facilitador para que alrededor 13 millones de dólares del narcotráfico ingresen al sistema financiero argentino mediante su empresa Mercado Abierto, y también gracias a sociedades off shore.

Cinco años después, el entonces presidente Kirchner continuó delegándole la administración de los “fondos de Santa Cruz” a ese poderoso hombre de la city que ya no trabaja en el mundo de las finanzas.

La investigación sobre lavado del narco en contra de Ducler se terminó después de que llegara a un acuerdo con las autoridades estadounidenses.

Cristina Kirchner también está involucrada en esta historia. La ex presidenta supo quién era Ducler y de qué se lo acusaba, como mínimo, desde el 2001. En ese entonces, integraba una comisión investigadora en el Congreso sobre el “blanqueo” ilegal de dinero en la Argentina.