Macri en ONU: pidió "solución definitiva por Malvinas"

El presidente brindó su primer discurso ante la Asamblea General. Del "llamado al diálogo con Reino Unido por Malvinas" a conflictos internacionales. "Argentina cada día recibe más inversiones", destacó.
Martes 20 de septiembre de 2016

Durante su exposición de quince minutos, el jefe de Estado hizo hincapié en destacar ante la comunidad internacional un "cambio" en el país a partir de su llegada a la Casa Rosada, especialmente en el campo económico, e hizo foco en dos puntos sobresalientes de la agenda internacional de la Argentina: el esclarecimiento del atentado a la AMIA y la cuestión Malvinas.

En ese sentido, el Presidente hizo un “llamado al diálogo con el Reino Unido, como mandan tantas resoluciones de esta organización”, en pos de obtener “una solución amigable a la disputa de soberanía que tenemos hace dos siglos”, al tiempo que apuntó haber dado “muestras de interés en avanzar en la relación bilateral” la que “debe ser mutuamente beneficiosa”.

“Confiamos que será posible activar una solución definitiva a este prolongado problema”, aseveró el mandatario, en su debut ante el organismo tras haber asumido funciones en diciembre pasado.

Además, el Presidente agradeció a la comunidad internacional el apoyo a la canciller Susana Malcorra en su candidatura a ocupar la secretaría general de las Naciones Unidas, desde el año próximo.

En ese sentido, Macri expresó: "Quiero agradecerles el apoyo que ha recibido nuestra canciller para la secretaría general, sería un ejemplo alentador" que ese cargo lo ocupe una mujer, advirtió.

Al hablar ante la Asamblea de la ONU, en Nueva York, Macri destacó que "el cambio climático es uno de los desafíos más importantes y más grandes de la humanidad" y aseguró que, en ese sentido, Argentina "está haciendo una apuesta ambiciosa en desarrollar las energías renovables".

Asimismo, advirtió que, mientras el mundo muestra "incertidumbre", América Latina tiene tendencias "alentadoras" y "se están dando las condiciones para crear un corredor de paz del Atlántico al Pacífico que en toda la región contribuye a la prosperidad y la estabilidad regional". El mandatario no soslayó los atentados contra la Embajada de Israel y de la mutual judía AMIA, y reclamó "la mayor colaboración internacional para esclarecer" dichos ataques, al tiempo que remarcó que la Argentina condena a los grupos que "busquen el terror en cualquier lugar del planeta" y aseguró que "el extremismo radical amenaza a inocentes y a poblaciones vulnerables".

En relación a Medio Oriente, anunció que la Argentina va a "ampliar la recepción de refugiados de Siria y países vecinos" y advirtió la llegada de estos inmigrantes podrá "irse incrementando gradualmente" en la medida que haya "acompañamiento financiero" internacional.

Macri, en el plano económico, aseguró que la Argentina volvió "a los mercados internacionales de crédito" y "cada día está recibiendo más inversiones".

“Normalizamos la macroeconomía, estamos fortaleciendo las relaciones con nuestros vecinos" y también "con el mundo y los organismos multilaterales; los argentinos elegimos el camino de confiar, dialogar y hablar con la verdad", enfatizó.

En el marco de este reposicionamiento, afirmó que la Argentina es "una potencia productora de alimentos" y que "no se puede aceptar que haya personas pasando hambre en ningún lugar".

“Nos estamos vinculando de forma madura con el resto de los países y organismos multilaterales, y ya se están viendo los resultados; volvimos a los organismos internacionales de crédito, y estamos en el camino de la expansión de la economía. Muchas empresas demostraron que confían en la Argentina”, aventuró.

Finalmente, instó a “no temer a la interdependencia” ya que “estamos juntos en esta casa común” por lo que “debemos convivir en paz, como nos llama el Papa Francisco”.