Malcorra le bajó el tono a los dichos de Macri sobre Malvinas

El presidente dijo que, tras una charla informal con la premier Theresa May, ella había aceptado "empezar a conversar" sobre soberanía. La Canciller aclaró que "todavía hay un gran recorrido".
Miércoles 21 de septiembre de 2016
La canciller Susana Malcorra salió a aclarar que el presidente Mauricio Macri habló con la Primera Ministra británica, Theresa May, sobre "la posibilidad de tener un encuentro más específico para avanzar en los múltiples temas" que involucran a ambos países y que "todavía hay un gran recorrido" que transitar antes de poder abordar la cuestión de la soberanía de las Islas Malvinas.

"Por supuesto que la Primera Ministra dijo que se encontrarían, pero no es que se habló de una hoja de ruta, o dónde van a ser los próximos pasos, que este tema esté cerrado y arreglado y avanzado", detalló la canciller.

Lo hizo mediante un comunicado que mandó a difundir luego de la repercusión que generaron los dichos de Macri acerca de que May le comentó que está "de acuerdo" en comenzar un diálogo bilateral que incluya el reclamo argentino de soberanía.

Malcorra aclaró que la soberanía es una cuestión por debatir con Gran Bretaña, pero que "de ahí a decir que el tema ya está en la mesa, y que ya hemos acordado avanzar en el tema hay un gran recorrido".

"(Macri habló con May sobre) la posibilidad de tener un encuentro más específico para avanzar en los múltiples temas que tenemos, entre los cuales está la cuestión de Malvinas que, para nosotros, es prioritario", remarcó la funcionaria que acompaña al jefe de Estado en la comitiva que asiste a la asamblea de Naciones Unidas.

Sobre el diálogo con el Reino Unido, Malcorra dijo que se está "trabajando en el reconocimiento de los soldados y una serie de otros temas".

"Es una conversación en la cual el Presidente le dijo (a May), como le había dicho al Primer Ministro Cameron cuando se encontraron en enero, ‘avancemos, hablemos y pongamos todos los temas en la mesa, como tiene que ser en todo vínculo maduro con el mundo y también el Reino Unido’", indicó la canciller.

Y finalizó: "Puede que no lleguemos a nada, que avancemos en algunos temas y otros no o que nos tomen años. Es una señal de disposición de dialogar".