El endeudamiento con privados será del 35% del PBI en 2019

El viceministro Lacoste, junto a otros miembros del equipo económicos, defendieron el Presupuesto en Diputados. La semana próxima irán al debate varios ministros
Miércoles 21 de septiembre de 2016
El Gobierno prevé sumar ocho puntos del Producto Bruto Interno (PBI) de deuda desde ahora hasta 2019, según admitió ayer el secretario de Finanzas, Luis Caputo, ante la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. El funcionario, que expuso durante más de cuatro horas junto a sus colegas de gabinete sobre el proyecto de Presupuesto 2017, explicó que proyecta llegar a 2019 con una deuda con el sector privado y con organismos multilaterales que represente el 35% del PBI.

Según sus números, la deuda actual con esos sectores es del 24% del PBI, un nivel que a Caputo le pareció muy bueno. "Aun emitiendo 150.000 millones (de dólares) más, estaríamos en la situación de, por ejemplo, México, que no tiene ningún problema. El espacio (para seguir emitiendo) es enorme", graficó. En esa línea, detalló que el Gobierno planea terminar este año llevando esa deuda al 25% del PBI; nivel que en 2017 llegaría al 27,5% y en 2019 al 35%. "Esto es según nuestra proyección. Puede fallar, diría Tusam", bromeó, citando al hipnotizador fallecido en 1999.

El secretario de Finanzas aseguró que el Gobierno sólo emitió u$s 7000 millones extra este año "para pagar otra deuda". "Lo que subió la deuda en dólares fue de 240 a 247.000 millones. Vamos a terminar 2016 con una deuda total del 52,5% del PBI", subrayó.

Al respecto marcaron su preocupación los diputados opositores Diego Bossio (Bloque Justicialista), Marco Lavagna (Frente Renovador) y Axel Kicillof (PJ-Frente para la Victoria), que fueron los que llevaron la voz cantante durante la discusión y concentraron la mayoría de las preguntas. Quienes respondieron, además de Caputo, fueron el viceministro de Hacienda, Pedro Lacoste; el secretario de Hacienda, Gustavo Marconato; y el subsecretario de Programación Macroeconómica, José Luis Maia.

Los funcionarios confirmaron, tal como había publicado El Cronista, que "la necesidad total" de deuda para 2017 será de u$s 38.000 millones. "Yo veo que están tomando deuda para gastos corrientes", alertó Kicillof. "Es evidente que no vamos a coincidir", respondió Lacoste.

El viceministro de Hacienda fue quien mostró el panorama más optimista. "La inflación se empieza a comportar como pretendíamos. La actividad ya ha empezado a rebotar. Estamos muy confiados en que ha comenzado un ciclo de expansión", aseguró y proyectó "una creación de 250 mil puestos de trabajo en el sector privado" para el año próximo. También señaló que después de cinco trimestres de caída, el período julio-septiembre de este año mostrará una mejora frente al trimestre anterior.

De todas formas, Maia reconoció la actual "baja creación de empleo en la economía" y el "contexto recesivo". Y enfatizó que "si es necesario", el Gobierno está dispuesto "a intervenir para que el tipo de cambio no pierda competitividad". Por su parte, Marconato confirmó que el proyecto de Presupuesto no contempla la reducción progresiva en las retenciones a las exportaciones de soja, y que tampoco están estimados en el texto los eventuales recursos que ingresen al sistema por el blanqueo de capitales. "No tenemos idea de cuánto será", se sinceró.