Celulares top vienen con tres cámaras

Además de la delantera para selfies, tienen otras dos que funcionan juntas y logran más amplitud de campo.
Miércoles 21 de septiembre de 2016

La decisión de sumar un doble sensor en la cara posterior de los móviles, no fue un invento del iPhone 7 Plus, ya que hubo otros modelos que se le anticiparon en esta innovación. Lo cierto es que los teléfonos con tres cámaras están más cerca de conseguir una foto perfecta cada vez que se aprieta el botón de disparo.

Además del iPhone 7 Plus, en la lista de móviles con tres cámaras aparecen el Huawei P9 y el P9 Plus, el LG G5, que ya se vende localmente y también el V20. Desde China asoman el ZTE Axon Elite y el Qiku Q Terra, prácticamente desconocido fuera del mercado oriental. Uno de los precursores de esta tecnología fue el HTC One M8, que fue presentado en 2014.

En esencia, una cámara dual mejora la resolución de la fotografía, suaviza cualquier ruido o movimiento y permite que entren más figuras que en un encuadre tradicional. Además, se obtiene una toma de mayor calidad aunque la luz del ambiente sea insuficiente.

En un registro más creativo un doble sensor abre la posibilidad de experimentar con el enfoque. Gracias a la capacidad para medir la profundidad de campo, se puede lograr una fotografía con el fondo distorsionado, como en las cámaras réflex.

Sin embargo, el mayor provecho que podría reporta una doble cámara trasera sería el de elegir el sensor más apropiado para capturar cada momento. Pero como en lugar de profesionalizar el uso la idea es simplificarlo, en la mayoría de los casos, el software se ocupa de seleccionar cual conviene utilizar en cada ocasión.