Duhalde, duro con Gobierno K: "Nunca hubo tanta corrupción"

El ex presidente habló sobre el gobierno de Macri y dijo que "cualquier presidente tendría problemas" por la herencia K.
Sábado 24 de septiembre de 2016
El ex presidente vaticinó que, distinto a otros años, "el mes de diciembre va a estar tranquillo porque la economía nacional va a mejorar". Aún así, sostuvo que "algunos intendentes (bonaerenses) están con miedo porque están preocupados por la situación social".

Duhalde, en su nueva oficina del Movimiento Productivo Argentino en el barrio porteño de Constitución, dialogó sobre la gestión del presidente Mauricio Macri, el rol de la oposición, los sindicatos y la justicia y también se refirió a la corrupción en el kirchnerismo y el futuro del peronismo.

En su despacho, rodeado de los mismos cuadros de los presidentes constitucionales que trasladó de su vieja oficina, el ex mandatario se mostró confiado en que la "situación del país va a mejorar", pero en reiteradas oportunidades remarcó: "La situación es realmente compleja y por eso todos los que tenemos experiencia en la gestión pública debemos ayudar al igual que el resto de los sectores".

Respecto a la situación actual, Duhalde culpó al gobierno de Cristina Kirchner porque "Argentina parte de una realidad muy negativa que para cualquier presidente, no solo Macri, iba a tener estas dificultades por varios factores como los subsidios que fueron deteriorando todo el sistema".

"Macri tiene buena intenciones pero se equivoca al no escuchar y cerrarse en un grupito", criticó el exmandatario, que denunció que "hay sectores que no están colaborando y no quieren que le vaya bien al Gobierno".

Después, el ex presidente pidió "eliminar dos términos de la política: oficialismo y oposición. Debemos comenzar a hablar de co gobierno porque es la respuesta que se necesita para una sociedad tan compleja en un mundo que cada vez está más consumista".

En un revisionismo de la conocida frase de Juan Domingo Perón, Duhalde teorizó: "El que gana gobierna y el que pierde también, sino no se puede gobernar y eso sería un verdadero cambio de paradigma porque sino en la complejidad actual no se puede gobernar. Hay que plantear un gobierno de todos", reiteró.