Prevén mayor déficit comercial por suba de importaciones

Las importaciones sobre PBI suben, pero están por debajo del promedio histórico. Habrá más compras de insumos y bienes debido a la recuperación de la economía
Martes 27 de septiembre de 2016
Pese al reclamo de los empresarios por la reactivación de las importaciones en lo que va de 2016, la tendencia no cederá en los próximos años, sino que se intensificará. El Gobierno previó que las compras al exterior superen las exportaciones hasta 2019, lo que generará déficit comercial creciente durante el primer mandato de Mauricio Macri. Eso obligará al Gobierno a compensar la falta de dólares con divisas provenientes del endeudamiento o la inversión extranjera.

El año que viene, se estima que las importaciones crecerán producto de la recuperación de la economía, un estimado del 3,5%. Según las proyecciones en el presupuesto, las compras al exterior crecerán 9,8% en términos reales versus el 7,7% de las exportaciones el año que viene, y el déficit comercial ascenderá a u$s 1866 millones.

"El driver de la suba de las importaciones es el crecimiento del PBI y el hecho de que estamos yendo hacia una economía menos cerrada, porque no hay restricciones de dólares para poder importar", dijo Mariano Lamothe, economista de Abeceb, respecto de los insumos y bienes necesarios para crecer. En cuanto a las las exportaciones, "los procesos productivos para aumentar la capacidad exportable llevan tiempo, y más en un mundo que está menos demandante. Brasil creciendo al 1,5% no ayuda", agregó.

Además, una suba de tasas de la Fed podría hacer caer los precios internacionales.

En los últimos dos años de mandato de Macri, el rojo comercial se intensificará: en 2018 ascenderá a u$s 3800 millones debido a importaciones creciendo 8,4% y exportaciones al 6%, según el presupuesto. En 2019, alcanzará u$s 4929 millones, luego de que las compras externas suban 8,5% y las ventas, 5,2%.

"Se estima que la balanza comercial observe valores negativos pero acotados a un bajo peso relativo con respecto al PIB. Esto será el resultante de un crecimiento de la importaciones levemente superior a las exportaciones para valores de términos de intercambio que se estima no empeorarán para el período analizado", argumentó el Gobierno. El presupuesto parte de un déficit comercial de u$s 646 millones este año.

Sin embargo, los economistas privados prevén un mayor deterioro comercial.

Para Abeceb, el ratio importaciones sobre PBI, que ya empezó a aumentar este año (a 10,3% en el primer semestre), seguirá creciendo porque se encuentra por debajo del promedio histórico (14,2% entre 2006 y 2011).

Espera que las compras al exterior crezcan de la mano de una mayor demanda interna, un mayor ingreso de bienes de capital y la ausencia de colchón cambiario (porque que el tipo de cambio multilateral se apreciará 5,2% el año que viene porque el nominal crecerá menos que la inflación).

Respecto a los productos sensibles que preocupan a los empresarios, espera una apertura paulatina pero manteniendo la protección y que se planteen estrategias de reconversión para desproteger a algunos sectores.

En tanto, el déficit comercial proyectado por el Gobierno podría estar subestimado. Para la consultora Ecolatina, el crecimiento del 7,7% de las exportaciones en 2017 "luce poco probable, sobre todo considerando que la base de comparación es elevada y la ganancia de competitividad (tanto cambiaria como no cambiaria) fue reducida durante 2016".

Abeceb coincidió, ya que para el año que viene prevé exportaciones por u$s 56.600 millones (en vez de u$s 64.278 millones) e importaciones por u$s 58.700 millones (en vez de u$s 66.144 millones) hasta alcanzar un déficit comercial de u$s 6010 millones. "Vamos a un déficit comercial y de cuenta corriente financiado con ingreso de capitales", concluyó en un informe.