Torturaron y dejaron casi muerto a cadete en un liceo militar

Un compañero, que está detenido, le aplicó un fuerte golpe. El joven, de 16 años, cayó desplomado y dio con la cabeza contra el piso y enseguida comenzó a convulsionar.
Martes 27 de septiembre de 2016
Un adolescente de 16 años, estudiante del cuarto año en el Liceo Militar General San Martín del Ejército Argentino, permanecía en grave estado tras haber sido agredido por un compañero, el cual permanecía detenido.

El joven herido el 23 de septiembre fue identificado como Nicolás Prastaro, quien permanecía internado en el Hospital Eva Perón con un grave traumatismo de cráneo.

El padre del joven indicó que el hecho, que habría tenido como responsable a otro cadete llamado Emanuel, el cual se encontraba detenido en una comisaría de la zona, se produjo en el marco de una situación de acoso.

Según explicó el hombre llamado Roberto, a su hijo "lo apretaron y le hicieron la tortura denominada calzoncillo chino" (en la que se tira de los elástico de las prendas interiores), que acarrea riesgo para la zona genital.

En ese contexto, Emanuel le aplicó un fuerte golpe a Nicolás, que cayó desplomado y dio con la cabeza contra el piso y enseguida comenzó a convulsionar, por lo que recibió las primeras atenciones de parte de un docente.

En declaraciones a la prensa, el hombre dice que el otro joven fue detenido y el Liceo realizó la denuncia en la fiscalía quinta del Departamento Judicial de San Martín, pero escasean testigos entre los compañeros.

"Si esto no era Buenos Aires y yo no fuera una persona con un nivel intelectual mediano, mi hijo estaría muerto y era el nuevo caso Carrasco", advirtió el hombre.

El Ejército Argentino mediante un comunicado manifestó su "firme condena a este hecho de violencia" y que se mantiene junto al joven agredido y su familia, proporcionando "toda la contención" que necesitan.

Además, se señaló que se iniciaron las "acciones administrativas y disciplinarias correspondientes".

Según el padre del chico agredido, en el liceo "lo que reina es un total descontrol. Los cadetes mandan sobre los chicos".