Gobierno analiza pagar bono de fin de año para frenar paro

Es uno de los pedidos que realizó la CGT durante el encuentro en el Ministerio de Trabajo. También podría haber novedades vinculadas al Impuesto a las Ganancias.
Viernes 30 de septiembre de 2016
El triunvirato que conduce la CGT se reunió con funcionarios del gobierno nacional, entre ellos el ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay, y el de Trabajo, Jorge Triaca.

No hubo anuncios concretos. Pero sí un acta que esconde un triunfo del Poder Ejecutivo. Es que los gremialistas dejaron en suspenso el paro que habían anunciado días antes a la espera de una respuesta a sus reclamos.

Y esa contestación podría llegar dentro de los próximos 10 días con algunas novedades que serían suficientes como para suspender la huelga. El plan del Poder Ejecutivo para seducir a los gremios tiene dos grandes pilares.

El primero es el pago de un bono de fin de año para trabajadores, jubilados y desocupados. Si bien aún están discutiendo el monto, la decisión vendría a reparar la compensación que habían pedido algunos sindicatos para recuperar poder adquisitivo de los salarios, golpeados este año por una inflación muy alta.

"Avanzamos sobre varios puntos que estaban en reclamo", dijo Triaca y confirmó que se dialogó sobre un plus de Fin de Año. Asimismo, el ministro aclaró que "aún no se definió una cifra".

Triaca dijo además que el gobierno firmó un acta donde se comprometió a analizar los reclamos y avanzar en las respuestas a través de la búsqueda de consensos y de la convocatoria a una "Mesa de diálogo para la producción y el trabajo".

El segundo anuncio que prepara el Poder Ejecutivo estaría vinculado al Impuesto a las Ganancias. Tal como sucedió a mitad de año, los trabajadores quedarían eximidos de pagar dicho gravamen en el medio aguinaldo de diciembre.

Esta novedad se suma al proyecto que comenzará a debatir en las próximas semanas el Congreso y que tiene como objetivo empezar a moldear "gradualmente" las escalas, que están inamovibles hace casi dos décadas.

El borrador de modificación de Ganancias que tiene Prat-Gay incluye buenas noticias para los trabajadores con salarios medios. Y no tan buenas para los que tienen ingresos más altos. Es que los asalariados con sueldos más altos podrían pasar a tributar más. Este y otros temas, como el piso para ingresar al Impuesto, serán ahora objeto de debate en las dos cámaras.

Por lo pronto, varios gobernadores ya le manifestaron su respaldo al Gobierno. No es un dato menor, porque Ganancias es un impuesto coparticipable y cualquier cambio podría afectar las finanzas de las provincias.