Donald Trump anima a ver "video sexual" de Alicia Machado

El candidato republicano tuiteó que la ex reina de belleza venezolana Alicia Machado tiene un pasado terrible. La castigó por haber subido de peso tras ganar el concurso del que era organizador.
Viernes 30 de septiembre de 2016
Durante 20 años, Alicia Machado ha vivido con la agonía de lo que le hizo Donald Trump después de ganar el título de miss universo: la avergonzaba, una y otra vez, por haber subido de peso.

Los regaños en privado no eran suficiente. Trump, que era productor ejecutivo del concurso, insistía en acompañar a Machado, entonces solo una adolescente, al gimnasio, donde decenas de reporteros y camarógrafos la veían ejercitarse.

Trump, con su traje y corbata, posó para un fotógrafo mientras ella quemaba calorías frente a los miembros de los medios de comunicación. “He aquí alguien a quien le gusta comer”, dijo Trump en ese entonces.

El lunes en la noche, Hillary Clinton convirtió el dolor de Machado en una potente arma política en el primer debate presidencial.

Clinton citó los insultos que Alicia Machado, una ganadora del concurso Miss Universo, aseguró haber recibido de Donald Trump; él se mostró incrédulo ante lo que Clinton insinuó.

En el proceso, Clinton recordó una anécdota que había caído en el olvido y dirigió el reflector hacia Machado, Miss Universo 1996, quien afirma que nunca ha podido recuperarse de esa experiencia. Machado, que creció en Venezuela, dijo que padeció trastornos de alimentación y trauma psicológico como resultado de aquel episodio.

“Estuve enferma… padecí anorexia y bulimia durante cinco años”, contó en una entrevista con The New York Times en mayo. “Tenía 18 años. Mi personalidad todavía no estaba formada. Era apenas una niña”.

Trump ha reconocido que la presionaba para bajar de peso, con el argumento de que mantenerse en excelente forma era su obligación como miss universo. El martes por la mañana no se disculpó por ello.

Continue reading the main storyFoto

Donald Trump y Machado hace veinte años. Credit Steve Eichner/WireImage, via Getty Images

“Subió muchísimo de peso, y eso era un verdadero problema”, le dijo Trump a Fox News.

Durante el debate, Clinton se enfocó en la conducta de Trump. Al final de la confrontación de 90 minutos del lunes en la noche, les recordó a los televidentes los frecuentes comentarios groseros de Trump sobre las mujeres y sus cuerpos.

“Una de las peores cosas que dijo fue acerca de una mujer que participó en un concurso de belleza. A él le encantan los concursos de belleza: los ha apoyado y ha asistido a ellos”, dijo Clinton mientras fue revelando poco a poco la historia.

“A esta mujer la llamó ‘Miss Piggy’. Luego la nombró ‘Miss Sirvienta’ porque era latina”.

Clinton hizo una pausa.

“Donald, ella tiene nombre. Se llama Alicia Machado”.

Trump, claramente furioso, la interrumpió.

“¿De dónde sacaste eso? ¿De dónde sacaste eso?”.

Clinton concluyó con un giro hacia el día de la elección.

“Ahora ella es ciudadana estadounidense, y te puedo asegurar que ella votará este noviembre”.

Machado, en una serie de entrevistas que sostuvo este año con The New York Times, recordó la experiencia y su efecto a largo plazo en su vida para un artículo sobre cómo Trump trata a las mujeres.

Según cuenta, subió cerca de seis kilos después de convertirse en miss universo. A Trump le molestó. Él dice que ganó más peso.

Machado recordó los insultos de Trump que Clinton evocó el lunes en la noche, así como otro de sus apodos: “Miss Máquina Devoradora”.

Ahora Machado apoya firmemente a Clinton. Apareció en un comercial en el que critica a Trump. Desde el revés que sufrió en 1996, su carrera ha florecido. Ahora es una conocida actriz en América Latina.

Sin embargo, la cicatriz sigue ahí, dice ella.

“Durante los últimos 20 años”, cuenta Machado, “he ido a muchos psicólogos para combatir esto”.