Tragedia de Once: cambió el Tribunal que juzgará a De Vido

Ahora estará a cargo de magistrados que asumieron hace poco en el cargo. Antes, la causa había caído en el mismo que condenó a Schiavi y Jaime pero sus jueces se apartaron.
Viernes 30 de septiembre de 2016

El Tribunal Oral Federal (TOF) 3, que reemplazará al TOF 2, será el encargado de juzgar al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido por la tragia de Once que dejó 52 muertos.

La resolución fue anunciada por la Cámara Federal de Casación Penal tras la realización de un nuevo sorteo ya que los miembros del viejo tribunal se habían apartado del caso. Se trataba de los mismos que habían juzgado a Jaime y Schiavi.

El nuevo tribunal está integrado por Javier Ríos, Andrés Basso y Fernando Machado Pelloni, quienes asumieron hace un año sus cargos. El fiscal del juicio será Juan Patricio García Elorrio.

De Vido, actual diputado nacional del Frente para la Victoria, y el ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIRE), Gustavo Simeonoff, fueron enviados a juicio oral por el juez federal Claudio Bonadio y el casó había recaído en el TOF 2, integrado por los jueces Jorge Gorini, Jorge Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu.

Pero la defensa de De Vido pidió el apartamiento de los jueces porque fueron los mismos que en diciembre del año pasado –cuando finalizó el primer juicio oral por la tragedia– ordenaron a pedido del fiscal Fernando Arrigo y de las querellas abrir una causa contra el ex funcionario porque entendieron que "difícilmente se puede alegar un desconocimiento" sobre la falta de controles estatales en el funcionamiento de la línea Sarmiento.

Los jueces aceptaron el planteo y se apartaron por entender que puede haber una perdida de su imparcialidad para juzgar a De Vido porque ya hicieron una cierta valoración de su actuación.

La tragedia ocurrió el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento chocó contra uno de los andenes de la estación de Once y provocó la muerte de 52 personas y dejó heridas a más de 700. En su veredicto, el tribunal sostuvo que hubo una "canallesca política empresaria" que consistía en "una drástica reducción de los recursos económicos destinados a las reparaciones periódicas y mantenimiento diario del material rodante" y que desde el gobierno se permitió porque Jaime y Schiavi "tenían acabado y pleno conocimiento del nefasto estado del material rodante".

De Vio fue enviado a juicio en esa línea. "Existen en la causa suficientes elementos como para afirmar que, efectivamente, De Vido conocía las graves falencias que rodeaban la explotación del transporte ferroviario prestado por Trenes de Buenos Aires SA, sin perjuicio de lo cual -y pese a tener dicha potestad- no adoptó ninguna medida orientada a reencauzar el servicio", sostuvo la Cámara Federal en julio pasado cuando confirmó el procesamiento.