Michetti: "La denuncia contra mi es juego sucio, caerá a pedazos"

La vicepresidenta sostuvo que hubo "difamaciones y mentiras" con respecto a la causa que instruye el juez Lijo. "No me arrepiento porque hice lo correcto y no me puedo arrepentir de eso", dijo.
Sábado 1 de octubre de 2016
La vicepresidenta Gabriela Michetti afirmó que la denuncia contra los aportes que recibe la fundación SUMA que preside "es un juego sucio que se va a terminar cayendo a pedazos" y consideró que es "ciento por ciento política, porque los denunciantes son personas ligadas a lo más extremo y radicalizado del kirchnerismo".

Michetti sostuvo que "hubo muchas difamaciones y mentiras" publicadas con respecto a la causa que instruye el juez Ariel Lijo, y aseguró que la IGJ "hizo un informe hace dos semanas en la que dice que ya están todos los papeles presentados y también hizo lo mismo la UIF. Además en la AFIP, están todos los balances presentados".

Ante la consulta sobre si cree que la denuncia puede haber sido una operación política planificada, respondió que "puede ser" que haya habido intención "de un sector más fanático del kirchnerismo que haya decidido planificar esto en detalle", aunque manifestó estar "convencida de que (los querellantes) que saben perfectamente que están denunciando algo que no es verdad, ni siquiera pudieron identificar el delito".

"No me arrepiento porque yo hice lo correcto y no me puedo arrepentir de eso. Yo denuncié el robo en mi casa, está documentado y la policía me pidió discreción para saber quién había robado porque había probabilidad que fuera un custodio", enfatizó.

Además, con respecto a si la insistencia de determinados medios sobre este tema (propiedad del empresario del juego, Cristóbal López ) se debe a una venganza política por dichos de ella en el pasado, la vicepresidenta opinó: "Es muy difícil saber eso, aunque sí es cierto que los medios que insisten sobre esta mentira son los de ese empresario. Creo que lo hacen también porque pretenden ensuciar a toda la política, porque los dirigentes a quienes responden ya tienen muchos sospechas."

"Lo importante es no darle tanta entidad y seguir trabajando, y por supuesto estar con inmediata disposición con la Justicia. Esta denuncia es un juego sucio que se va a terminar cayendo a pedazos", añadió.

Michetti explicó que "las empresas que donaron a SUMA son las mismas que le donan a prácticamente a todas las fundaciones del país, y además lo máximo que puede haber aportado es la compra de una mesa (en las cenas de recaudación) que valía unos 60 mil pesos, no hay nada estrafalario".

"Tengo una paz total sobre este tema, ninguna inquietud. No es divertido tener que estar defendiéndose de una causa que es una mentira, pero bueno, lo primero que hice fue ponerme a disposición de la Justicia y está muy bien que el fiscal vaya para adelante con la investigación, puse a disposición todas las pruebas que creí que eran necesarias y le puse en un escrito al juez que todo lo que requiera me lo pida", aseveró.

La fundación SUMA fue denunciada por el abogado kirchnerista Leonardo Martínez Herrero y los diputados del Frenta para la Victoria, Rodolfo Tailhade (ex titular de la IGJ) y Juan Cabandié, para impulsar una investigación por los orígenes de los fondos donados y sus aportantes, para develar si podría ser objeto de lavado de dinero, luego de que trascendiera la noticia del robo a la casa de Michetti en noviembre pasado (50 mil dólares y 245 mil pesos).