Carrió autorizó el ingreso de Stolbizer a Cambiemos

Después de analizar su expediente junto a un diputado del PRO, "Lilita" le comunicó su decisión al presidente Mauricio Macri.
Domingo 2 de octubre de 2016

Elisa Carrió le trasmitió a Mauricio Macri su acuerdo para que, eventualmente, la diputada del GEN Margarita Stolbizer se integre a la oferta electoral del oficialismo en 2017.

El guiño de Carrió, que la legisladora también trasmitió a dirigentes del PRO con los que coincide en el Congreso, elimina a priori un factor inquietante. Hace una década, "Lilita" y Stolbizer anudaron una sociedad política que terminó en un divorcio estruendoso y en malos términos.

Por ese motivo, ante cada acercamiento a Margarita, el PRO midió qué rebote podría tener eso en la relación con Carrió. "Nunca la vetó: Lilita quiere que Margarita se integre a Cambiamos", dijeron desde el entorno de la dirigente. Pero, sin una pizca de ingenuidad, plantearon que podría participar de una hipotética primaria de Cambiemos para definir a los candidatos por Buenos Aires.

En 2007 las dos damas compartieron la boleta de la Coalición Cívica (CC): la jefa del ARI en el renglón presidencial, la referente del GEN en la grilla de la gobernación de Buenos Aires. Los motivos de la ruptura fueron diversos.

Carrió empujó para que todos los que habían integrado la alianza CC se fusionen en un solo sello, pero Stolbizer no quiso resignar la marca GEN. Y tácticos. Cuando en 2008, la chaqueña denunció a Néstor Kirchner y funcionarios K por asociación ilícita, invitó a Stolbizer a que estampe su firma pero ésta, dicen los memoriosos del ARI, prefirió no hacerlo.

Maltrecha, la convivencia entre las damas perduró hasta pasada la elección de 2009 cuando cohabitaron, distantes, bajo el paraguas del Acuerdo Cívico y Social, un ensamble que tuvo como postulantes a dos ministros actuales: Alfonso Prat-Gay, en la misma boleta que Carrió en Capital, y Ricardo Buryaile, por Formosa. Stolbizer encabezó la lista en provincia de Buenos Aires.

Camino a 2017, el ring bonaerense es una zona ardiente donde Stolbizer cotiza doble: destrozar su empatia con Sergio Massa, que primerea en las precoces encuestas de intención de voto, sería una jugada en espejo, porque además de sumar a una figura con buenos indicadores le arrebata al tigrense una socia que lo complementa y potencia.

En el macrismo interpretan que Stolbizer es, en paralelo a Carrió, la única dirigente que "electoraliza" el mensaje de la anticorrupción. Y agregan que sería un gesto poderoso para el gobierno conseguir el acompañamiento de una figura del segmento "progresista" que en el 2015 fue una rival electoral. Una especie de transversalidad modelo Macri.

Carrió le trasmite a los suyos que para encarar los duelos electorales del 2017 es necesario ampliar Cambiemos y que Stolbizer es una variable interesante y necesaria. "Que no quede afuera para sacarnos votos y beneficiar a Daniel Scioli otra vez". sintetizó la posición que trasmitió a Macri y a María Eugenia Vidal.