VIVO - SESIÓN: H. Cámara de Diputados de la Nación

En medio de la tensión gremial, vuelos a Roma siguen en duda

Isela Costantini afirmó que aún no están anotados los pilotos necesarios para cubrir ese destino con los nuevos Airbus A300. Hace un mes, sus voceros habían dicho que los vuelos estaban asegurados.
Martes 4 de octubre de 2016
Isela Costantini volvió a poner en duda la continuidad de la ruta de Aerolíneas Argentinas a Roma ya que, dijo, todavía no están anotados los pilotos necesarios para comenzar a cubrir ese destino con los nuevos Airbus A300 que adquirió la aerolínea estatal. Hace un mes, sus voceros habían dicho que la continuidad de los vuelos a Roma estaban asegurados. Pero ahora, en medio de una paritaria con los pilotos que no se termina de resolver, Costantini dio a entender que todo sigue bajo revisión.

"Los vuelos internacionales dependerán de que se puedan bajar los costos. Vamos a ver cómo es el traspaso de los pilotos desde los Airbus A340 a los A330, primero tenemos que ver que se pasen todos los que son necesarios para comenzar a volar con los nuevos aviones", dijo la funcionaria a Clarín. "Los cursos de capacitación para los A330 comienzan ahora, de modo que tenemos que verificar si los traspasos se concretan", agregó Costantini, mientras se retiraba de una presentación en la Feria de Turismo (FIT), en la Rural.

Costantini y los pilotos están subiendo la apuesta en medio de una paritaria salarial que se endureció hace dos semanas: el 15 de septiembre, tanto pilotos de APLA (Aerolíneas) como de UALA (Austral) hicieron un paro sorpresivo de 16 horas que afectó a casi 20.000 personas. La medida de fuerza comenzó una hora y media después de que el presidente Macri clasurara el "Mini Davos" en el Centro Cultural Kirchner y las imágenes de ese encuentro empresario superpuestas con la foto de miles de pasajeros varados en Aeroparque dejaron a Costantini en un lugar políticamente incómodo. Además, el paro le generó a Aerolíneas una pérdida de al menos 5 millones de dólares, según dijo la funcionaria durante el conflicto.

Los pilotos, con Pablo Biró a la cabeza, piden un aumento salarial de 45% y una serie de concesiones complementarias, que ambas partes mantienen en reserva. "Nosotros estamos dispuestos a firmar ya mismo", dijo ayer Costantini. Desde APLA, Biró dio a entender que no tienen apuro en cerrar. "Faltan algunas cuestiones de fondo que no están definidas", dijo a este diario. "Cuestiones que son no sólo salariales".

Costantini fue a la Rural a anunciar la grilla de vuelos de verano de Aerolíneas, que a partir de diciembre se incrementarán en medio centenar de frecuencias adicionales a destinos turísticos de la Costa, las provincias y ciudades de Brasil y Uruguay. Pero dejó puntos suspensivos sobre los destinos de larga distancia. "Durante 2017 vamos a hacer un trabajo importante sobre todos los costos", anticipó.