De Vido y Del Boca: la denuncia por uso de fondos públicos

El ex ministro K de Planificación y la actriz Andrea Del Boca están acusados de haber usado más de 36 millones de pesos para una ficción que nunca se exhibió en televisión.
Martes 4 de octubre de 2016
La ficción "Mamá corazón" fue la que más rebió fondos del Gobierno K: $25.607.000. Ocurrió a través de un polémico contrato con el ministerio de Planificación, en ese entonces a cargo de Julio De Vido. La protagonista era Andrea Del Boca y la dirección quedó a cargo de su padre Nicolás. ¿Qué es lo llamativo? La tira nunca salió a la luz.

Ante esta situación irregular, la Justicia abrió una investigación contra De Vido y a Del Boca, que fueron denunciados por el uso de fondos públicos para la grabación de una telenovela que jamás se exhibió.

En el medio de la denuncia quedó involucrada la Universidad Nacional de San Martín. La presentación la hizo el abogado Ricardo Monner Sans y quedó radicada en el juzgado federal de Sebastián Casanello con la intervención del fiscal Federico Delgado.

Por esta causa, Monner Sans pidió que se cite como testigo al titular del Sistema Federal de Medios Públicos Hernán Lombardi, que había hablado de fuertes irregularidades con los fondos para ficciones.

La presentación está basada en artículos periodísticos que indican que la Universidad de San Martín se habría usado como "pantalla" para "triangular" 36.500.000 pesos para la Productora A+A Group de los Del Boca.

Según se informa, el convenio entre la UNSAM y el ministerio de Planifiación para filmar la novela de Del Boca se firmó en julio de 2015. A través de una entrevista con Telenoche, el secretario legal y técnico de la Universidad de San Martín Eduardo Ratti desligó a la institución de cualquier responsabilidad. Afirmó que su tarea sólo consistió en ejecutar el Plan Nacional Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (BACUA).

Ratti dijo que las productoras presentaban sus propuestas a las universidades y las instituciones educativas elevaban los proyectos y los presupuestos al ministerio que dirigía De Vido. La decisión de cuáles serían las ficciones que se filmarían la tenía Planificación Federal.

Del Boca, defensora del modelo K durante los últimos años, participó de uno de los proyectos culturales más ambiciosos del macrismo. La actriz estuvo junto a otros artistas en el lanzamiento del nuevo Plan de Fomento a la industria cinematográfica del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

La iniciativa reemplaza la que rigió durante diez años e incluye una actualización de los montos que se manejaron en los últimos tiempos así como una nueva escala de acuerdo a audiencias y géneros, con carácter federal, que se materializó tras varios meses de elaboración y búsqueda de consenso entre entidades del sector.