Boletas de gas: ¿por qué hay hogares con total a pagar de $0?

Las empresas de distribución volvieron a facturar con el viejo cuadro tarifario. Los nuevos aumentos se comienzan a pagar con las boletas de octubre.
Miércoles 5 de octubre de 2016
Las boletas de gas empezaron a deslizarse por debajo de las puertas de los hogares argentinos, y en vez de encontrarse con fuertes aumentos como había sucedido tras el tarifazo, algunos hogares leen en su resumen la siguiente leyenda: "Total a pagar $0,00".

Las empresas de distribución volvieron a emitir las facturas luego de que el fallo de una Cámara Federal frenara por algunos meses la suba a nivel nacional. Y luego la Corte Suprema de Justicia fue clara con su fallo: sin audiencia pública, se vuelve al viejo cuadro tarifario que estaba vigente en 2015. Eso es lo que están recibiendo los usuarios.

A partir de estos días, empezarán a pagar boletas "viejas" de tres bimestres: abril-mayo, junio-julio y agosto-septiembre. Esas tres se pagan con las tarifas sin aumentos, porque son anteriores a la audiencia pública del 12 de septiembre.

Las primeras en llegar son las de abril-mayo, y se dan tres escenarios principales:

1.Total a pagar $0,00: son los clientes que habían pagado el aumento, y como se vuelve a las viejas tarifas para ese período, tienen saldo a favor. Una boleta de Metrogas de un usuario residencial tiene un total a pagar de $45,11 por un consumo de 53 metros cúbicos al sumarle el cargo fijo y los impuestos, pero no pagará nada porque tiene ese reintegro. Esto se da en varios casos, porque el 87% de los que recibieron la factura con aumento la pagaron.

En el caso de Metrogas, hay un cuadro en el margen izquierdo con la frase "saldo a favor del cliente en el período liquidado". Según explicaron fuentes de la empresa, el monto que aparece al lado de esa frase es el crédito que aún tiene a favor para el próximo período.

Un cliente residencial de Mendoza recibió esta semana la boleta emitida por la empresa Ecogas, y también se encontró con este escenario. El total de la factura es de $120,80 pero no pagará nada porque tenía una nota de crédito que lo cubre por este período. También le queda un saldo hacia delante -para junio/julio- de 64,43 pesos.

2. El que no pagó los aumentos: por los ciclos de facturación que poseen las empresas -tardan 60 días en enviar a los residenciales las facturas de un solo período- muchos hogares recibieron la boleta con los aumentos más tarde, cuando la batalla judicial por el gas se había librado.

En ese escenario, decidieron no pagar porque no había punitorios. Lo que le llegará ahora es una boleta totalmente nueva con el monto a pagar y un nuevo vencimiento, por lo cual se tiene que olvidar de la vieja.

3. El que no recibió boletas: como las distribuidoras fueron instruidas a mediados de julio a dejar de emitir las facturas, hay boletas que directamente el usuario no recibió. Ahora le llegarán con el viejo cuadro tarifario y una nueva fecha de vencimiento.

En los dos últimos casos, algunas empresas envían la posibilidad del pago de la liquidación bimestral con dos cupones, que tienen dos vencimientos mensuales. Sería un pago en dos cuotas.

Y mientas se sigan emitiendo las boletas pendientes, el cliente tiene la posibilidad de financiar los montos en cuatro cuotas iguales sin interés, porque en muy pocos meses le llegarán tres facturas juntas. Si elige esta opción, tiene que dirigirse a las oficinas comerciales de la empresa.

A fines de año, se comenzarán a recibir las facturas con los nuevos valores y aumentos promedio de 200% y $107 por mes antes de impuestos, que rigen a partir de octubre de 2016 y se mantienen sin cambios por un período de seis meses. A partir del 1 de abril del año que viene, el gas aumentará dos veces por año, para tener subas más graduales.