La nueva guerra de los celulares: Pixel vs. iPhone 7

¿Cuáles son las principales diferencias? ¿Quién conquistará el mercado mundial?
Jueves 6 de octubre de 2016
Google se metió con todo en el mercado de los teléfonos celulares al presentar en sociedad sus nuevos dispositivo de alta gama. El Pixel será de ahora en más el competidor directo del iPhone 7 de Apple.

El teléfono producido por la compañía de la manzanita lleva casi un mes entre nosotros, mientras que el Pixel de Google tan solo tiene unas horas. Las especificaciones técnicas en cuanto a la cámara, batería, software y pantalla nos presentan a dos celulares muy similares.

Los Pixel cuentan con un procesador Snapdragon 821, 4GB de memoria RAM, opción de 32GB o 128 GB de espacio, resolución de 1080p, cámara trasera de 12 megapíxeles, conector para auriculares de 3,5mm y lector de huellas dactilares.

Otras prestaciones que los destacan son el nuevo asistente virtual de inteligencia artificial (Google Assistant), un espacio de almacenamiento ilimitado en la nube y un sistema de carga ultrarrápido que permite obtener hasta 7 horas de batería en 15 minutos.

Por su parte, los iPhone 7 están conformados en su interior con un procesador ARM A10, con 120 veces más poder de procesamiento que el primer iPhone (lanzado en 2007), más eficiente energéticamente y una aceleración de gráficos que permitirá juegos cada vez más complejos y más tiempo de batería de media.

Al igual que el iPhone 7, Pixel estará disponible en dos tamaños, aunque todas las prestaciones ofrecidas estarán presentes en ambas versiones, al contrario de lo que ocurre con el smartphone de Apple.

La versión básica del teléfono de la manzanita viene con una cámara de 12 megapíxeles, a la que se suma un nuevo software de procesamiento de imagen y vídeo, y nuevas funciones de estabilización.

En tanto, la versión del iPhone 7 Plus incluye dos tipos de lente (gran angular y teleobjetivo) para poder realizar por primera vez zoom óptico y emular la calidad de cámaras profesionales.

Los auriculares, otro tema que Apple puso en la palestra, se mantiene inalterable con el tradicional puerto "jack" de 3.5 mm en los Pixel. En el caso de los iPhone 7 decidieron dejar de lado para darle paso a la era de los AirPods, esos controvertidos e inalámbricos, y los EarPods, que se conectan al puerto de carga del celular.

Sin embargo, la diferencia más marcada se da en el campo de la realidad virtual, ausente con aviso por el lado de los iPhone 7. Los teléfonos Pixel son compatibles con la nueva plataforma de realidad virtual, Daydream, ya anunciada a principios de año en una conferencia para desarrolladores.

El nuevo casco de realidad virtual de Google, que se adapta directamente con el teléfono, está fabricado en gran medida en tela para que sea más cómodo y un "30% más ligero que aparatos similares" ya disponibles. Además, lo podrán usar aquellos que utilizan lentes comunes.