El Banco Mundial acusará a los países que no combatan la malnutrición infantil

El presidente de la entidad, Jim Yong Kim, prometió denunciar desde el estrado del Foro Económico Mundial de Davos cada año a los gobiernos que no tomen medidas.
Jueves 6 de octubre de 2016
El presidente del Banco Mundial avisó que señalará a los países que fracasen a la hora de abordar la malnutrición y el crecimiento deficiente de sus niños como parte de una misión para erradicar el retraso en el crecimiento en todo el mundo.

Jim Yong Kim, antiguo doctor que dirige el Banco, aseguró que subirá al estrado del Foro Económico Mundial de Davos cada año para señalar a los gobiernos que fracasan a la hora de cumplir las promesas de abordar una lacra que afecta a decenas de millones de niños.

Kim explica que el retraso en el crecimiento –esto se refiere a niños con un peso considerablemente por debajo de la media para su edad– es un desastre humanitario pero también un problema económico que frena a las naciones. La malnutrición, la falta de incentivos y los ambientes nocivos producen estragos en el desarrollo cerebral de los niños, según muestra la neurociencia moderna.

Por el bien de sus niños, pero también por la prosperidad futura de sus países en un mundo que necesita cada vez más una fuerza laboral formada con conocimientos tecnológicos, los gobiernos tienen que tomar medidas, explica Kim. Añade también que la igualdad de oportunidades es irrelevante cuando los niños comienzan con tal desventaja. El problema es enorme. En India el 38%,7% de los niños presenta retraso en el crecimiento, en Pakistán el 45% y en la República Democrática del Congo el 70%.