Los Pumas cayeron frente a Australia en la "Catedral"

Fue derrota por 33 a 21. El seleccionado argentino de rugby jugó de igual a igual ante los Wallabies pero no pudo quedarse con la victoria en el mítico estadio de Twickenham.
Sábado 8 de octubre de 2016

Los Pumas fueron víctimas de sus propios errores y cayeron ante Australia por 33-21 en el estadio de Twickenham, en Londres, donde el equipo argentino hizo las veces de local en la última fecha del Rugby Championship.

El conjunto albiceleste dominó pelota y el terreno a lo largo de la mayor parte del partido, pero cometieron fallas de manejo que les costaron su quinta derrota en el torneo.

Pablo Matera, Joaquín Tuculet y, en menor medida, Martín Landajo resaltaron dentro de un equipo que tuvo varias ausencias que se sintieron, como la del apertura Nicolás Sánchez y la del santiagueño Facundo Isa.

De esta manera, el equipo argentino finalizó en el último lugar del certamen que fue ganado con puntaje ideal por los All Blacks.

Tras la jornada final, las posiciones del certamen quedaron así: Nueva Zelanda, 30 puntos; Australia, 13, Sudáfrica, 10; Argentina, 5.

Pese a contar con un jugador más durante casi 20 minutos, Los Pumas se retiraron al vestuario al finalizar el primer tiempo perdiendo 18-8 tras 40 minutos con imprecisiones varias de ambos lados.

El primero de esos errores gruesos ocurrió a los 2 minutos cuando Will Genia intentó sacar un kick largo desde su campo pero Leonardo Senatore se lo tapó y Santiago González Iglesias llegó al try. El problema fue que cuando tomó la pelota el exjugador de Alumni estaba por delante del rosarino y el árbitro anuló la conquista.

Dos minutos más tarde un contragolpe iniciado por Dane Haylett-Petty fue culminado en el ingoal por Adam Coleman. Pareció que el segunda línea australiano había cometido knock on pero tanto el juez Mathieu Raynal como el TMO entendieron que no había habido infracción y los Wallabies se pusieron en ventaja.

Una diferencia que estiró a 10 puntos Bernard Foley con un penal y que no pudo descontar González Iglesias con una patada que se fue desviada.

Sobre los 15, para acoplarse a las infracciones de los argentinos, los Wallabies comenzaron a tacklear alto y rápidamente Michael Hooper vio la primera tarjeta amarilla del partido.

Y con un forward más, Los Pumas llegaron al try por intermedio de Matías Alemanno, tras una jugada de line, maul, y un par de movimientos más de los delanteros.

Con uno menos, Australia estiró ventajas con un nuevo penal de Foley, mientras gonzález Iglesias fallaba otro desde posición factible.

Volvió Hooper y pareció retomar el control Australia, pero Los Pumas movieron la pelota con velocidad -muchas veces lo hicieron muy bien- y esta vez fue Coleman el que tackleó arriba para dejar a su equipo con uno menos.

Los argentinos pidieron scrum dentro de los 22 metros y el árbitro, inexplicablemente, sancionó al pack argentino con un penal. Salió Australia del asedio y a dos del cierre estiró diferencias con un try de Samu Kerevi, nacido en un line perdido por los argentinos. Por suerte, en el cierre, un penal tonto más de los Wallabies le permitió a "Rete" González Iglesias achicar distancias en un primer tiempo en el que Martín Landajo, dándole dinámica al juego, y Pablo Matera, como ball carrier, fueron los mejores del equipo conducido por Daniel Hourcade.

Inesperadamente, cuando volvieron a estar 15 contra 15, Los Pumas comenzaron a dominar y enseguida achicaron con un try de Jerónimo de la Fuente tras un penal jugado rápido por Landajo.

Pero un nuevo error de manejo de los albicelestes le permitió a Kerevi cortarse solo hasta el ingoal y todo volvió a quedar igual como al inicio de la etapa.

De ahí hasta el minuto 38 casi todo fue de los argentinos, que le imprimieron dinámica al juego, sobre todo cuando Landajo pasó de apertura y Tomás Cubelli -utilizó muy bien el pie- ingresó como medio scrum. Con coraje metieron a los australianos en su terreno, pero les faltó contundencia en los últimos tramos de la cancha como en una oportunidad en la que Creevy quedó a un metro del ingoal, pero perdió una pelota.

De todos modos, un par de penales de González Iglesias dejaron al representativo nacional a 10 del cierre. Sin embargo, ahí volvieron a aflorar los errores y los Wallabies liquidaron el pleito con un penal de Foley y un try de Dean Mumm que le puso cifras exageradas al marcador final.

Se cerró el Rugby Championship con un balance discreto, sin poder lograr el objetivo de alcanzar al menos dos victorias. Pero en el aspecto rugbístico han quedado cosas buenas y otras por corregir de cara a la gira por Gran Bretaña de noviembre, acaso el gran examen que tendrán estos Pumas tras un año agotador.